Guía del cambio climático: el plan de Alemania para conquistar el hidrógeno

Información General

El cambio climático está aquí con sus eventos meteorológicos extremos que ponen en peligro el futuro del mundo tal cual lo conocemos. ¿Cuáles son sus evidencias? ¿Qué debemos saber? ¿Estamos preparados? En esta sección, cada semana, noticias, conceptos básicos, personalidades destacadas y datos necesarios para comprender el fenómeno.

Alemania quiere ser "número 1" en producción y suministro de "hidrógeno verde". Esa fue la meta que se propuso el gobierno germano, que anunció que invertirá €9.000 millones (u$s10.250 millones) para apoyar esta tecnología. El 70% del presupuesto destinado a desarrollar el mercado interior y el resto para alcanzar acuerdos internacionales (ya está en marcha uno con Marruecos para instalar una planta).

El plan se propone aumentar la capacidad de producción hasta un equivalente energético de 5 gigavatios en 2030 y 10 gigavatios en 2040.

"Ha llegado el momento del hidrógeno", dijo el ministro de Economía, Peter Altmaier, en una conferencia de prensa junto a funcionarios de medio ambiente, transporte y desarrollo. No fue casual: el gobierno formará un Consejo Nacional del Hidrógeno para instrumentar el programa que ayudará a descarbonizar industrias clave como el acero, pero también las nuevas formas de movilidad sostenible, tanto en baterías para el transporte público como para los autos eléctricos.

"Tendremos que aprovechar su potencial para crear empleos y proteger el clima", agregó.

El hidrógeno es el elemento más abundante: se estima que el 90% de todos los átomos son átomos de hidrógeno, que comprenden alrededor de las tres cuartas partes de la masa total del universo. Pero no hay depósitos naturales y tiene que ser extraído de otros compuestos por un proceso químico. La gran mayoría del hidrógeno industrial se produce actualmente a partir del gas natural (método barato, libera considerables cantidades de CO2 que en ocasiones se captura y almacena). También puede producirse utilizando una corriente eléctrica para la electrólisis del agua (dividiendo el hidrógeno y el oxígeno). Por el contrario, en el hidrógeno "verde" ese proceso de electrólisis se origina utilizando electricidad provenientes de fuentes renovables, por ejemplo, de paneles solares.

Podría ser un gran aporte para los próximos años teniendo en cuenta el aumento, aún lento pero sostenido, de las ventas de automóviles eléctricos. "La fuente de energía del futuro", concluyó Altmaier.

La “Nationale Wasserstoffstrategie” consta de 38 medidas que abarcan la economía, la industria y lineamientos internacionales. Entre otras cuestiones, menciona la especial importancia de construir nueva infraestructura y las políticas para promover las redes de estaciones de servicio de hidrógeno sostenible, la adopción de las nuevas tecnologías no solo para vehículos particulares sino también para el el tráfico pesado y de transporte de mercaderías.

También el apoyo para establecer una industria de suministro competitiva para sistemas de celdas de combustible a gran escala y el desarrollo de un centro de innovación. En ese mapa de ruta con el hidrógeno como brújula, Alemania quiere ser el proveedor líder de productos ecológicos y posicionar a las empresas relacionadas a ellos en los mercados mundiales.

El gobierno apuesta a acelerar la transición energética gradual y global que incluya hidrógeno para sustituir, al menos parcialmente, los combustibles fósiles. Entre los temas centrales de la ofensiva de investigación figuran los “laboratorios reales del cambio energético" para acercar los avances al mercado, proyectos de investigación a gran escala para la industria siderúrgica y química y políticas para reducir aún más los costos del uso de hidrógeno.

El ABC del cambio climático

Diatomeas: algas del tamaño de sedimentos que viven en las aguas de la superficie de lagos, ríos y océano y forman caparazones de ópalo. La distribución de sus especies en núcleos oceánicos suele estar relacionada con la temperatura superficial del mar en el pasado.

La deforestación amazónica en Brasil, peor de lo pensado

amazonia2.jpg
Es el mayor nivel de deforestación en la selva amazónica brasileña desde 2008.

Es el mayor nivel de deforestación en la selva amazónica brasileña desde 2008.

La deforestación de la selva amazónica en Brasil en 2019 fue peor que lo informado previamente La agencia de investigación espacial brasileña, INPE, revisó los datos satelitales, una práctica habitual en sus mediciones, y registró 10.129 km2 de deforestación para el período agosto 2018 /julio de 2019, un incremento de un 34,4% respecto al mismo período del año previo.

La revisión es mayor que el reporte inicial, que hablaba de 9.762 km2 de bosque destruido.

Los datos muestran el mayor nivel de deforestación en la selva amazónica brasileña desde 2008, en medio de los cuestionamientos a las políticas del presidente Jair Bolsonaro, que instó a taladores ilegales y agricultores a despejar terrenos, incluidas las áreas protegidas, como una manera de sacar de la pobreza a los residentes de la zona.

El dato no es menor: Brasil alberga cerca de un 60% de la Amazonía, la mayor selva tropical del mundo, y su protección es vital para frenar el cambio climático debido la inmensa cantidad de dióxido de carbono que absorbe.

Así late la Tierra

Pensada como una serie de obras con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el arte experimental de "El latido de la Tierra" está inspirado en datos climáticos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

En las obras se abordaron temas como la pérdida de la vida en los océanos, el consumo de alimentos, el derretimiento de los glaciares y el aumento del nivel del mar.

video dron clima.mp4

Una atrapante obra que muestra el retroceso de un glaciar en Suiza.

Aquí en el video, una muestra de “Líneas del tiempo”, donde gracias al deslumbrante trabajo en base a coordenadas digitales, y con los sobrevuelos de un dron equipado con potentes luces LED que quedaron trazadas en las imágenes, se puede visualizar el grave retroceso de los glaciares del Ródano y del Trift, en Suiza, durante los últimos 140 años.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Te puede interesar