Guía del cambio climático: Heartland Institute, el club de los chicos malos y peligrosos del clima

Información General

El cambio climático está aquí con sus eventos meteorológicos extremos que ponen en peligro el futuro del mundo tal cual lo conocemos. ¿Cuáles son sus evidencias? ¿Qué debemos saber? ¿Estamos preparados? En esta sección, cada semana, noticias, conceptos básicos, personalidades destacadas y datos necesarios para comprender el fenómeno.

Se presentan como una organización nacional de investigación y educación sin fines de lucro, o pensadores del movimiento por la libertad, lo integran una junta directiva de 12 miembros, unos 500 académicos y economistas que se desempeñan como asesores y miles de donantes. El Heartland Institute, think tank con sede en EEUU, tiene influencia en las altas esferas y hace tiempo que puso a los científicos que alertan sobre el cambio climático, y a las políticas para mitigarlo, entre sus grandes objetivos a destruir.

El instituto argumenta que el calentamiento global es solo una artimaña para justificar nuevas leyes de control gubernamental sobre la energía, las industrias, el trabajo y la propiedad y así coartar “la libertad de elegir dónde y cómo vivimos”.

Desde 2008, el Heartland organizó 13 conferencias internacionales sobre cambio climático y ya anuncia la 14°, a realizarse en abril de 2021 en Las Vegas. Produce también cientos de videos, blogs, podcasts, posteos en redes sociales y libros, que incluyen títulos como “Nada que temer: un futuro brillante para los combustibles fósiles”.

Una verdadera usina de contrainformación apuntada a cuestionar los informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, en base a sus preceptos:

  • No existe un consenso científico sobre el papel del ser humano en el cambio climático.
  • El calentamiento futuro debido a los gases de efecto invernadero será mucho menor que los pronósticos del IPCC.
  • El dióxido de carbono no ha provocado que el clima se vuelva más extremo.

El instituto sostiene que “las políticas futuras deben apuntar a fomentar el crecimiento económico para adaptarse al cambio climático natural” y dispara con todo el que sostenga lo contrario, tanto para tratar de “ignorante” a una periodista ambiental como para acusar al gobernador de California, quien atribuyó los recientes incendios forestales al cambio climático, de pronunciar “una tontería ideológica para evitar la responsabilidad por sus errores y mala gestión”.

De hecho, animan a sus seguidores a “que nos defiendas, cuando puedas, en los campos de comentarios de las webs que nos difaman y en conversaciones con amigos y compañeros”. Una de sus campañas más escandalosas comparaba a los ambientalistas con terroristas como “Unabomber”, quien proclamaba desde los carteles: "Todavía creo en el cambio climático. ¿Vos?".

También desprecian los paneles solares porque “generan montañas de residuos” y critican las políticas ambientales de Alemania porque “no está cumpliendo sus objetivos climáticos después de gastar más de u$s580 mil millones”.

Pero los chicos malos de Heartland son algo más que un grupo de escépticos, tienen influencia verdadera y el solo hecho del reciente ascenso de dos de sus colaboradores en el gobierno de Trump lo demuestra. David Legates, con una larga historia de cuestionamiento a la ciencia climática, contratado como subsecretario adjunto de Comercio y Ryan Maue, meteorólogo que critica con frecuencia a los "alarmistas climáticos", fue elegido como nuevo jefe científico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

El dato

La Cámara de Diputados aprobó y dio sanción definitiva al proyecto de adhesión de la Argentina al Tratado de Escazú, el primero en América Latina y el Caribe para garantizar el acceso de la ciudadanía a la información pública, la justicia y la participación en asuntos ambientales. Es el 10° país en adherir y se necesita que al menos uno más lo haga para que entre finalmente en vigor.

Cada grado cuenta

Antártida

Cada grado de temperatura adicional acelerará la desintegración de los casquetes glaciares de la Antártida, provocando un alza ineludible y cada vez más rápida del nivel del mar.

Según un nuevo estudio, la temperatura global ya subió 1º respecto a la era preindustrial y 1º de más causaría inevitablemente un aumento del nivel del mar de 2,5 metros, solo debido al colapso de la Antártida.

Este aumento dramático del nivel de los océanos, devastador para metrópolis costeras, se produciría a lo largo de varios centenares e incluso miles de años. Pero este futuro se comenzará a decidir ahora, ya que serán decisivas las emisiones de gases de efecto invernadero que se emitirán en las próximas décadas.

El futuro de los aviones a hidrógeno

Airbus reveals new zero-emission concept aircraft.mp4

Airbus presentó esta semana tres conceptos de avión propulsados con hidrógeno y espera poner en servicio un aparato comercial de cero emisiones en 2035. Bautizados "ZEROe", solo producen vapor de agua.

El primero es un turboreactor "de configuración clásica", según explica la empresa. Con 120 a 200 pasajeros y una autonomía de más de 3.500 kilómetros, estaría alimentado por una turbina de gas que funciona con hidrógeno almacenado en depósitos situados en la parte trasera del fuselaje. El segundo es un avión de alcance regional turbopropulsdo (de hélice) que podría llevar hasta 100 pasajeros a una distancia de 1.800 kms. Similar capacidad y autonomía tiene el tercer modelo, con un singular concepto de ala volante.

El hidrógeno presenta la dificultad del almacenamiento y su transporte, y como los depósitos no pueden ser situados en las alas, como se hace actualmente, se abre la posibilidad de numerosos cambios en las formas de las aeronaves.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.