Crece la demanda de información sobre las alternativas de riesgo reducido

Información General

Desde hace años la industria tabacalera viene invirtiendo en investigación y desarrollo para los fumadores adultos que de otra manera continuarían fumando. Hoy crece la demanda de información accesible sobre estas alternativas.

No hay ninguna duda de que una de las industrias más tradicionales es la industria tabacalera; desde hace años que este sector vienen transformándose, brindando nuevas alternativas a los fumadores adultos. Todas estas alternativas están basadas en un consenso al que ha llegado el mundo científico: el rol de la nicotina y el problema de la combustión. La nicotina, si bien es adictiva, no es el factor que desencadena las enfermedades relacionadas al fumar. Por su parte, la combustión que se genera al encender un cigarrillo genera un humo que tiene más de 600 sustancias tóxicas y potencialmente tóxicas. De esta forma, se pone de manifiesto que para reducir dicho daño es necesario el desarrollo de productos que eliminen la combustión de la ecuación. Esto es, elaborar productos que administren nicotina, pero cuyo uso no implique la inhalación de humo.

En este camino se encuentra Philip Morris Internacional, una de las principales compañías tabacaleras a nivel global, que lleva invertidos más 8.100 millones de dólares en alternativas de riesgo reducido como IQOS. IQOS es un dispositivo electrónico que calienta tabaco en lugar de quemarlo y que ya tiene más de 20 millones de usuario en más de 70 mercados.

En este camino, desde la compañía aseguran que se busca escuchar a los consumidores para aprender y encuentran que existe una demanda de información clara para tomar decisiones formadas porque la desinformación amenaza el progreso hacia ese futuro sin humo que pregona.

Según revela una encuesta internacional recientemente publicada por la compañía, grupos bien financiados continúan promoviendo falsas narrativas y propagando la confusión a pesar del aumento en el apoyo de la sociedad a las alternativas sin humo científicamente demostradas como una mejor opción para los adultos que seguir fumando.

La encuesta, que busca entender el grado de comprensión y fue realizada entre casi 30.000 adultos de 26 países por la compañía de investigación independiente Povaddo y encargada por PMI, revela que un gran número de fumadores adultos siguen sin saber que existen mejores alternativas a los cigarrillos o están confundidos por información falsa o engañosa que les impide tomar una decisión informada.

Existe una clara demanda pública por una revisión colectiva de los hechos y la ciencia sobre los productos sin humo. Casi ocho de cada diez encuestados (79%) están de acuerdo en que los fumadores adultos que de otro modo seguirían consumiendo cigarrillos deberían tener acceso a información precisa sobre las alternativas sin humo. En la Argentina, esa cifra alcanza al 86% de los encuestados.

“La gente espera que los organismos de salud pública y los reguladores lleguen a un consenso científico en torno de las alternativas sin humo innovadoras y proporcionen a los adultos que fuman información basada en la evidencia sobre estos productos”, dijo Grégoire Verdeaux, vicepresidente senior de Asuntos Externos de PMI. “La desinformación sobre las alternativas sin humo, a menudo basada en opiniones, es un problema persistente que tiene consecuencias en el mundo real. Adoptar los hechos, las tecnologías innovadoras y la ciencia es una responsabilidad compartida por la industria, las autoridades sanitarias y los gobiernos, y es lo mínimo que podemos hacer para impulsar un cambio positivo para el mundo. En Philip Morris International damos prioridad a la transparencia a medida que transformamos nuestro negocio para ofrecer un futuro sin humo, invitando a los hacedores de política, a la comunidad científica y a las ONG a revisar y verificar nuestros hallazgos científicos. Al proporcionar a los fumadores adultos información basada en la ciencia sobre mejores alternativas, podemos acelerar el descenso de las tasas de fumadores, ayudando a acabar con este de una vez por todas.”

La encuesta también muestra el grado de confusión del público en torno de los productos sin humo.

Casi la mitad de los adultos encuestados creen erróneamente que los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentado son más nocivos o igual de nocivos que los cigarrillos (45% y 46%, respectivamente, para cada categoría de productos).

Resulta prometedor que los resultados de la encuesta también demuestren que una información precisa sobre las mejores alternativas puede ayudar a los fumadores a dejar los cigarrillos.

De los adultos que fuman, el 63% estaría más dispuesto a cambiar a una alternativa mejor (como los cigarrillos electrónicos o los productos de tabaco calentado) si tuvieran claro en qué se diferencian estos productos de los cigarrillos y la ciencia que los sustenta.

“Contenido sponsoreado por Massalin Particulares.”

Dejá tu comentario