27 de junio 2008 - 00:00

Clausuran el Jardín Botánico por denuncia sobre restos humanos

Clausuran el Jardín Botánico por denuncia sobre restos humanos
La justicia porteña dispuso la clausura del Jardín Botánico, tras la detención de dos empleados del Gobierno de la Ciudad, en el marco de una investigación por el hallazgo de restos humanos y el alquiler del predio para filmaciones, que continuará esta tarde con peritajes que serán realizados por la Policía Forense.

La clausura se realizó luego de una denuncia contra el directorio del Jardín Botánico que realizó el subsecretario de Seguridad del Gobierno porteño, Matías Molinero, informó una fuente policial.

Se investiga el supuesto alquiler de parcelas para la inhumación de restos humanos en el Jardín, una acusación que fue realizada hace tiempo por ex empleados del lugar y que quedó archivada, aunque ahora podría confirmarse con los peritajes de los forenses y bomberos.

"Si es cierta la cuestión de los huesos, que paguen los empleados corruptos", dijo a la prensa el ministro de Ambiente y Espacio Público, Juan Pablo Piccardo, frente al Jardín.

El procedimiento fue dispuesto por la jueza de Instrucción 47, Mónica Berdión de Crudo, en el marco de la causa por peculado y defraudación del erario público por la que se detuvo ayer al jefe del área operativa del Botánico, Roberto Logiúdice, de 49 años, y a su secretaria, Graciela Baultrin, de 42 años.

Los detenidos están acusados de alquilar parcelas para inhumar restos humanos y cobrar para realizar filmaciones en el lugar, un hecho que fue denunciado en abril pasado por el ex empleado del lugar, Alberto Barrientos.

Consultado acerca de cuánto tiempo hacía que realizaban esta actividad, el ministro dijo: "Estimamos que mucho, no tenemos información, vamos a investigar, pero se nos ocurre que hace muchos años".

"Es gente que tiene muchos años en la Ciudad, evidentemente había mucha impunidad para que este tipo de operaciones sean casi operaciones empresarias y oficiales, como si el jardín fuera de estas personas", sostuvo.

En el marco del operativo de clausura, se secuestraron una computadora, un sobre y otros elementos de prueba para la causa, en la que también figura la venta y alquiler de los bancos del predio.

Al respecto, Piccardo consideró que hay "pruebas suficientes", mientras que indicó que le entregó a la jueza "un elemento probatorio, una especie de hueso" hallado en el lugar y en el que se basó la acusación de inhumación.

Según adelantó, el equipo de forenses se acercará al lugar en el transcurso de la jornada, mientras que la clausura se hizo de forma inmediata para que "no haya absolutamente nadie dentro que pueda direccionar u obstruir la investigación".

La puerta principal del Jardín, sobre avenida Santa Fe 3951, tiene un candado y está custodiada por la policía, mientras que los demás ingresos tienen una faja de seguridad.

Dejá tu comentario

Te puede interesar