Clausuran empresas por contaminar

Información General

Cinco empresas fueron clausuradas por la contaminación directa que generan en la cuenca Matanza-Riachuelo, a través de los lineamientos del plan de saneamiento llevado adelante por la Secretaría de Ambiente de la Nación.

Los operativos fueron realizados durante el pasado fin de semana en Cañuelas y en Capital Federal, donde se dispusieron clausuras preventivas y temporarias, según la gravedad del hecho. Varias de las acciones se llevaron adelante como consecuencia de las denuncias realizadas por vecinos de las localidades afectadas, y luego del relevamiento realizado por el Comité de Cuenca, encabezado por la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti.

Entre las empresas clausuradas se encuentran dos frigoríficos de Cañuelas pertenecientes al empresario de la carne José Samid. Esta disposición se consumó luego de detectar la emisión indebida de amoníaco a la atmósfera durante el proceso de producción y el tratamiento inadecuado de sus residuos líquidos, entre otras infracciones ambientales.

«Se clausuraron preventivamente los equipos de frío de las empresas Frigo Cañuelas y Liwin SA», indicó Raúl Vidable, director de la Subsecretaría de Control y Fiscalización del organismo nacional.

Además, participaron de los operativos el secretario de Medio Ambiente del Municipio de Cañuelas, Guillermo Radkiewicz, y personal de la Dirección Prevención Ecológica y Residuos Peligrosos de la provincia de Buenos Aires. Según se indicó, el amoníaco «se comprime y luego se lo expande en los evaporadores dentro de la cámara frigorífica».

Por otro lado, en el barrio de Pompeya se procedió a la clausura de tres empresas, dos de ellas por depósitos no controlados de residuos peligrosos, y la restante por tratamiento indebido de efluentes.

Se trata de las empresas Servitam SA, dedicada al reciclado y restauración de tanques de chapa, la empresa de transporte de sustancias peligrosas Transporte Sauer y la empresa Domingo Corigliano e hijos, dedicada a la fabricación de envases plásticos. El riesgo de estas empresas es que los residuos peligrosos allí depositados pueden llegar a contaminar las napas, por lo que se está pidiendo que se realice una auditoría ambiental.

Dejá tu comentario