Confirmaron que las jóvenes se fugaron por "voluntad propia"

Información General

La Policía bonaerense confirmó que las dos adolescentes del barrio porteño de Núñez que permanecieron desaparecidas casi tres días, se ausentaron de sus hogares por su "propia voluntad".

Así lo confirmaron voceros de la Superintendencia de Delitos Complejos, que investigan el caso, los cuales indicaron que Florencia Silva y Lihué Martínez fueron las que dijeron eso cuando fueron halladas el viernes por la noche.

Si bien las adolescentes se fugaron voluntariamente, sus familiares todavía no conocen los motivos que las llevaron a emprender semejante aventura.

Claudio Martínez, el padre de Lihué, explicó que por ahora no puede "explicar" cuáles fueron los pasos de su hija, ya que aún no pudieron conversar en detalle.

"Mucho no pudimos hablar porque ya era muy tarde y privilegiamos que ella descansara, queremos que esté tranquila, no quisimos hacer un interrogatorio para saber dónde estuvieron", dijo Martínez en declaraciones radiales.

El hombre explicó que estuvieron "en contacto permanente con la Policía", y fue así que, "a través de un llamado lograron tener una pista firme, fueron a buscarlas y por suerte las encontraron".

"Había un indicio de dónde podían estar, hasta que finalmente supieron que iban a viajar desde Retiro para el lado del norte", añadió Martínez.

Si bien a la 1:30 Lihué fue entregada a sus padres, la otra chica fue entrevistada por una psicóloga, quien remitió el informe a la Justicia.

Las jóvenes, de 15 años, fueron encontradas el viernes por la noche en la estación Aristóbulo del Valle de la ex línea Belgrano, tras una intensa búsqueda en la que participaron unos 300 efectivos de la Policía Federal y la Bonaerense.

Las chicas no habían regresado a sus hogares desde el miércoles tras concurrir a la escuela técnica Raggio, en Av. del Libertador al 8000, en Núñez.

Según trascendió, los investigadores pudieron localizarlas gracias a un dato clave que indicaba que estuvieron en la Villa 31 y planeaban viajar al interior del país en tren.

Sobre esto, el padre de Lihué sólo comentó que "ellas no dicen eso" y remarcó: "No nos podemos olvidar de nada, tenemos que salir charlando, pero por ahora no es posible confirmar nada".

De todos modos, en base a ese dato, montó un operativo de rastreo en varias estaciones de trenes hasta que finalmente las chicas fueron identificadas en la estación Aristóbulo del Valle.

Al observar la presencia policial, las chicas intentaron escaparse, pero fueron detenidas en uno de los andenes.

El caso de estas dos adolescentes, que cursan el segundo año del colegio secundario, mantuvo en vilo a gran parte de la sociedad en Capital Federal y el conurbano.

Dejá tu comentario