Countries y barrios privados también cierran "fronteras"

Información General

Muchos tomaron medidas como prohibir el ingreso de invitados, suprimir las actividades deportivas y el uso de áreas comunes, entre otras decisiones.

Las medidas por el avance del coronavirus se están extremando en todos los ámbitos. Mientras que países y provincias cierran fronteras, el “shut down” llegó también a los countries y barrios cerrados.

El aislamiento social es un denominador común para gran parte de los argentinos. Tal es así, que los consejos directivos de varios countries de la Provincia de Buenos Aires, establecieron medidas para colaborar con el aislamiento y evitar la propagación de la enfermedad.

Prohibir el ingreso de invitados, tomarle la temperatura al personal del barrio antes de ingresar a trabajar, cerrar plazas, espacios comunes y gimnasios son algunos de los puntos que se establecieron.

“Hemos ratificado el cierre de las áreas deportivas, prohibimos el uso del gimnasio y demábarrios s instalaciones del polideportivo...” “Se ha dispuesto el cierre de la plaza y por ende de los juegos. Apelamos a no violar las fajas de seguridad que hemos colocado”, son algunas de las medidas comunicadas por un Country Club ubicado en el kilómetro 45 de Pilar, para hacerle frente al Covid-19.

“Con respecto al área de equitación, se ratifica que se encuentra absolutamente cerrada para el ejercicio de este deporte. A todos aquellos “externos” que poseen equinos en nuestros boxes se les permitirá el acceso para estar en contacto con sus animales, pero deberán someterse a los exámenes (médicos)”, es otra de las advertencias que figuran en la larga lista de prevenciones.

A pocos metros de allí, otro barrio privado, también decidió cerrar todas las actividades deportivas. En tanto, el Club House, típico punto de reunión para los vecinos, sólo funciona en formato de delivery, ya que establecieron que no se puede ir a comer al lugar para evitar el tumulto de gente.

Si bien otros countries todavía autorizan a los comensales, lo hacen con las mesas más espaciadas y previa reserva para evitar aglomeraciones en el lugar. Entre la lista de decisiones tomadas por aquellos que cuentan con proveedurias, se estableció que no haya más de 5 personas al mismo tiempo realizando las compras.

Los vecinos de los countries, aseguran que la gente naturalmente ya está guardando distancia, los saludos se hacen de lejos, con el codo o el pie, y los niños ya no se juntan a jugar en casas de amigos.

“Hubo una comunicacion interna en el barrio pidiendo que respetemos las nuevas normas, sobre todo porque hay mucha gente que llegó de viaje hace pocos días”, aseguró un vecino de un barrio privado de San Fernando ubicado sobre la calle Uruguay. “Generalmente, los fines de semana todos aprovechan para invitar gente y eso se ve en los autos que están estacionados. Sin embargo, estos días estuvo vacío, no viene nadie”, remarcó sobre la nueva postal del barrio.

Por último, hay una fuerte campaña para que aquellos que hayan viajado cumplan con la cuarentena. El aislamiento obligatorio en estos casos es fundamental.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario