Crimen de Fernando Báez Sosa: se conoció la historia clínica

Luego del veredicto que condenó a los siete rugbiers como culpables del homicidio, los resultados de los análisis del día de la muerte fueron integrados al expediente.

fernando baez sosa.jpg

Fernando Báez Sosa fue asesinado el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell, luego de sufrir una golpiza en la puerta del boliche Le Brique. Por este hecho, los rugbiers Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli, Luciano, Lucas y Ciro Pertossi fueron encontrados culpables por el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores en febrero de este año.

Thomsen, Ciro y Luciano Pertossi, Comelli y Benicelli recibieron la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones leves. Por otro lado, Viollaz, Cinalli y Lucas Pertossi fueron condenados a 15 años de cárcel como partícipes secundarios del mismo delito.

El expediente de la causa fue enviado a la Cámara de Casación de Dolores para que continúe su trámite. Sin embargo, en las últimas horas, y a más de tres años del asesinato, se dieron a conocer los resultados de los estudios que se le realizaron a Fernando en el hospital municipal Arturo Illia, donde fue ingresado luego de la golpiza.

fernando-baez-sosajpg.webp
Fernando Báez Sosa.

Fernando Báez Sosa.

Los documentos incluyen un estudio de sangre, un electrocardiograma, tomografías computarizadas de cráneo, cuello, tórax, abdomen y pelvis. Estos datos establecen que el adolescente habría fallecido en el hospital, contradiciendo la versión de que "no tenía signos vitales" cuando fue atendido en la vereda.

Según lo que dijo la emergentólóga Carolina Giribaldi Larrosa, personal del hospital Illia que declaró en el juicio, Báez Sosa “no tenía movimiento respiratorio y no tenía pulso”. En el viaje al hospital, se le continuó practicando RCP y con oxígeno porque “no presentaba signos vitales”.

“Lamentablemente no hubo ninguna respuesta. Cuando llegué al hospital hice el pase del paciente a otra doctora, que lo estaba esperando en el shock room”, declaró ante el tribunal.

Cuando fue cuestionada por la lesión en el cráneo de Fernando, aseguró que cuando hay una hemorragia cerebral masiva no hay posibilidad de sobrevivir. “El tronco encefálico es fundamental. El paro cardíaco es irreversible: se puede estimular el corazón manualmente, pero no tiene estímulo propio”, concluyó.

Qué dijeron desde la defensa de Fernando

Fernando Burlando, abogado defensor de la familia de la víctima, explicó por qué no se incluyó la historia clínica en el juicio. Según lo que dijo, en la audiencia quedó comprobado que "cuando llegó la doctora al lugar, ya el personal policial había constatado la ausencia de signos vitales".

"Todo esto se aclaró durante la audiencia debate. En este tipo de casos, cuando la situación y los profesionales luchan por tratar de reanimar a una persona, puede surgir algún tipo de confusión", explicó. "Solamente con las lesiones que habían provocado en el sistema nervioso, prácticamente estaba sin pulso. Lo que significa que ya había fallecido", afirmó.

Además, añadió que ambas partes tenían el derecho de incluir el informe o no durante el juicio. "Cuando ingresó al hospital también se lo intento reanimar con diferentes maniobras, pero Fernando ya no respondía", aclaró. "Para nosotros falleció en el lugar", finalizó. Pese a la publicación de este nuevo informe, el abogado afirmó que no cree que se modifique la pena de los acusados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar