Denuncian a juez que liberó a imputados por el caso Lapa

Información General

Familiares de las víctimas del accidente de un avión de la desaparecida compañía Lapa, que en 1999 dejó 65 muertos en Buenos Aires, denunciaron al juez que presidió el tribunal que a principios de mes dejó en libertad a los imputados en el siniestro.

Los familiares denunciaron al juez federal Leopoldo Bruglia, presidente del tribunal, que tuvo a su cargo el juicio, por "mal desempeño de sus funciones".

Los denunciantes lo responsabilizan de las demoras en el juicio que "ponen la causa al borde de la prescripción", ya que el próximo 11 de mayo prescribe la acción penal por estrago doloso, el delito más grave del que se acusaba a los imputados, aseguró el abogado de los familiares, Hugo Wortman.

Por este motivo, solicitaron a la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura que el Tribunal Oral Federal Cuatro en el que se desarrolló el juicio habilite los fines de semana para atender los recursos de apelación contra la sentencia.

La agrupación tiene previsto denunciar también lo ocurrido a la Corte Suprema de Justicia de la Nación argentina.

Después de 23 meses de juicio oral y público, el pasado 2 de febrero la sentencia dejó en libertad a los ocho imputados en el siniestro.

El tribunal absolvió al ex presidente y al vicepresidente de la línea aérea Gustavo Deuscht y Ronaldo Boyd, al antiguo gerente Fabián Mario Chionetti y a la ex gerente de Recursos Humanos Nora Arzeno.

Entre los acusados estaban también los ex altos jefes de la Fuerza Aérea Damián Peterson y Diego Lentino, que fueron sobreseídos, mientras que dos ex jefes de operaciones de Lapa, Gabriel Borsani y Valerio Diehl, fueron condenados a tres años de prisión en suspenso, por lo que no irán a la cárcel sino que se presentarán periódicamente ante la Justicia.

El accidente ocurrió el 31 de agosto de 1999, cuando un Boeing 737 de Lapa no pudo levantar vuelo tras iniciar la maniobra de despegue, traspasó los límites del aeropuerto de Buenos Aires para vuelos nacionales, cruzó una transitada avenida y se estrelló antes de ingresar en un campo de golf, donde se incendió.

En el siniestro fallecieron 60 de los 95 pasajeros que viajaban en el vuelo con destino a la provincia de Córdoba (en el centro del país), tres de los cuatro tripulantes y una pareja que ocupaba un vehículo arrollado por el avión.

Los familiares y supervivientes del accidente se mostraron indignados al conocer el veredicto del tribunal.

"Estoy destruida. Pensé que iba a haber justicia. Son una basura. Mi sufrimiento no valió la pena. El mundo tenía los ojos puestos en este caso, esperando un fallo ejemplificador", aseguró entre llantos Marisa Beiro, una de las 36 superviviente del accidente.

Dejá tu comentario