Detuvieron a un sospechoso por crimen del jugador de Nueva Chicago

Información General

Un hombre fue detenido como sospechoso de estar involucrado en el crimen de Rodrigo Espíndola, el futbolista de Nueva Chicago que fue asesinado en la localidad bonaerense de Monte Grande.

Según confirmaron fuentes policiales a NA, la detención y la identificación de otros tres delincuentes fueron realizadas tras cuatro allanamientos que se concretaron en cercanías a Monte Grande.

El detenido mayor de edad, según se informó, sería la persona que manejaba el auto de apoyo en el que iban los asaltantes, un Peugeot 308, mientras que se investiga si las otras tres personas que fueron identificadas participaron directamente del hecho.

En tanto, se determinó que el otro auto involucrado en el trágico episodio, un Ford K que apareció calcinado en la localidad de El Jagüel, había sido robado y le cambiaron la patente.

Esta situación dificultó la investigación, pero con la ayuda de testigos y de las cámaras de seguridad de la zona se logró identificar a los autos involucrados y a los sospechados de haber participado del ataque, a la vez que no se descarta que quien le disparó a Espíndola, de 26 años, sea un menor de edad.

Por su parte, Sergio Ramos, el presidente de Nueva Chicago indicó: "Me llamó (Cristian) Ritondo para decirme que estaban dando con los responsables del hecho. Me fui a acostar con la novedad de que estaba todo encaminado para que se produzcan detenciones". Y siguió: "fue un día de mucho trajín y dolor, estamos todos muy consternados por lo que pasó. Esperamos que se pueda detener a los responsables".

Durante los allanamientos realizados este sábado por la madrugada se logró secuestrar documentación de interés para la causa; varios teléfonos celulares; credenciales de seguros de vehículos con pedido de secuestro recientes; marihuana.

El sangriento episodio ocurrió este jueves por la noche en una casa ubicada entre las calles Mitre y Dorrego, del partido de Esteban Echeverría, al sur del Gran Buenos Aires. En ese momento, cuando el jugador ingresaba en un Renault Clío a su vivienda junto a su mujer y a su hijo, fue abordado por los delincuentes fuertemente armados.

Aparentemente, Espíndola intentó evitar que los ladrones ingresaran a su domicilio, por lo que fue atacado a balazos, recibiendo un impacto en el abdomen, que lo dejó gravemente herido.

La causa por el crimen del jugador está siendo investigada por la fiscal Mariela Bonafine, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción descentralizada de Esteban Etcheverría. Este sábado por la mañana los restos de Espíndola fueron despedidos en una ceremonia de la que participaron autoridades y otros futbolistas de Nueva Chicago.

Dejá tu comentario