24 de julio 2007 - 00:00

Dos golpes que causaron conmoción

Dos grandes golpes boqueteros ocurrieron en la última década con botines millonarios y un estudiado modo de operar: el cinematográfico robo contra el Banco Río de Acassuso y el recordado caso del Banco de Crédito Argentino de Recoleta.

  • Banco Río de Acassuso: el 13 de enero de 2006 un grupo de ladrones entró a la sucursal Acassuso del Banco Río con aparentes intenciones de robo, pero en pocos minutos la Policía rodeó el lugar. Cuando parecía que se trataba de un típico asalto que se frustraba y derivaba en una toma de rehenes, el caso tuvo un imprevisto final. Los ladrones, que habían planeado todo con mucho detalle, escaparon hacia un desagüe por un túnel que habían construido con antelación. Abajo esperaban cómplices con un par de gomones, donde cargaron lo saqueado en 137 cajas de seguridad -unos ocho millones de pesos- hasta llegar a un desaguadero. Allí cargaron todo y se dieron a la fuga en una camioneta. Por el caso fueron detenidas seis personas y actualmente la causa espera por fecha para su juicio oral.

  • Banco de Crédito de Recoleta: el robo se produjo entre el sábado 4 y el domingo 5 de enero de 1997 en la sucursal Recoleta del Banco de Crédito. Durante dos meses, los boqueteros trabajaron con paciencia y cavaron un túnel de 40 metros de largo y 6 de profundidad hasta alcanzar la bóveda de la entidad, en Callao y Las Heras. Una vez adentro, los delincuentes abrieron 270 cajas de seguridad, de donde se llevaron joyas y dinero en efectivo por unos 20 millones de pesos. Cuatro personas fueron condenadas por la Justicia.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar