Piden que se investigue la muerte de una adolescente en un casa, cuyo dueño está desaparecido

Información General

La madre de una adolescente de 17 años que fue encontrada muerta la semana pasada en una casa del barrio porteño de Villa Ortúzar reclamó a la Justicia el esclarecimiento del hecho y responsabilizó por la muerte al dueño de la vivienda, al asegurar que "algo esconde" ya que "desapareció" tras el hallazgo del cadáver.

Se trata de una adolescente llamada Lola Lourdes Nieto Villares, quien fue encontrada muerta el martes de la semana pasada en una casa en la calle Mariano Acha al 1000, en el barrio porteño de Villa Ortúzar, hasta la que había llegado supuestamente para visitar a un amigo de la familia que era considerado como un tío por la víctima.

Vanesa, la madre de Lola, responsabilizó por la muerte de su hija a ese hombre, a quien identificó como Christian Gilardenghi de 44 años. "Este hombre algo esconde evidentemente. Él se borró y desapareció. Yo sospecho de algo raro. ¿Dónde está? ¿Por qué se esconde?", se preguntó la mujer en diálogo con el programa Nosotros a la Mañana, de Canal 13.

Si bien la madre de Lola vinculó al propietario de la casa donde fue hallada su hija con la muerte, fuentes judiciales informaron a Télam que, en el marco del expediente que tiene a su cargo el fiscal Ignacio Mahiques, por el momento no hay órdenes de detención ni detenidos por el caso. "Él debería estar detenido hasta que se esclarezca lo que pasó con mi hija. Él no está ni demorado ni detenido. Queremos saber por qué. Yo sé que en esa casa a mi hija le pasó algo", señaló con angustia la madre de Lola, quien se presentó esta mañana en la sede del Ministerio Público, ubicada en Tucumán al 966, para declarar como testigo en la fiscalía de Mahiques.

Por otro lado, la mamá de Lola precisó que Gilardenghi era "amigo de la familia", y que su hija lo llamaba como el "tío Christian", pero que desconocía que ella "entraba a su casa". "Mi hija se manejaba con mi núcleo. Donde yo iba, ella también. Pero yo nunca supe que ella iba y entraba a la casa de él", comentó Vanesa.

De acuerdo con la autopsia realizada, Lola murió por un edema pulmonar y cerebral, situación que los investigadores creen que pudo haber sido provocada por el consumo de drogas, aunque continúan esperando los resultados de las pericias histopatológicas y toxicológicas. Al respecto, la madre de la adolescente dijo que Christian "alguna que otra vez" le dio marihuana a su hija, aunque negó que ella consuma otro tipo de estupefacientes. "Lola fumaba marihuana, pero no consumía drogas pesadas. Yo estaba al tanto, le revisaba las cosas. Mi hija era sana", aseguró.

A su vez, la mamá de Lola agregó que "Christian tiene antecedentes por violencia de género" y por un hecho de "rebeldía ante la policía". "Todo eso le juega en contra. Ahora queremos saber la verdad, nada más. Que nos digan qué pasó y por qué falleció mi hija", concluyó.

El hecho tuvo lugar el pasado 16 de noviembre cuando personal de la Comisaría Vecinal 15 C de la Policía de la Ciudad fue desplazado a un domicilio ubicado en la calle Mariano Acha al 1000, en el barrio porteño de Villa Ortúzar, por hallarse una menor con problemas de salud. Al arribar al lugar, los oficiales tomaron contacto con el propietario, que indicó que la adolescente estaba con convulsiones.

Por esta razón, los efectivos solicitaron la presencia de personal del SAME, que luego de realizarle maniobras de RCP a la menor constató su fallecimiento. La madre de la víctima denunció que cuando llegó al lugar del hecho vio a Gilardenghi, "totalmente drogado y alcoholizado" y que unas horas después del hecho "desapareció". El caso es investigado por Ignacio Mahiques, a cargo de la Fiscalía Nacional, Criminal y Correccional número 35 de la Ciudad de Buenos Aires.

Dejá tu comentario