Garrahan: sin solución, tratan hoy nuevo paro

Información General

Como en un sonsonete que se repite todos los lunes, los trabajadores no médicos del hospital pediátrico Garrahan nucleados en ATE realizarán hoy al mediodía una asamblea en ese centro de salud para definir si continúan las medidas de fuerza en reclamo de mejoras salariales. Los trabajadores de ese sector realizaron entre el jueves y el viernes pasados inútiles, hasta ahora, medidas de fuerza en reclamo de un salario básico de $ 1.800, el adelanto de $ 600 y el pago de 2% por antigüedad, entre otros puntos, en un conflicto que se arrastra hace ya cinco meses.

El delegado de la ATE Garrahan Gustavo Lerer -un militante trotskista que se mantiene irreductible y al cual apoya el personal afiliado en la ATE-Garrahan-, aseguró que si hasta hoy no se ofrecen respuestas a las demandas del personal, la asamblea convocada para las 13.30 podría decidir nuevas protestas, como ha venido ocurriendo en los últimos meses.

En esa línea, el otro delegado de la ATE del Garrahan, Carlos Taboada, señaló que el sector no quiere «hacer más paros, sino que se busca una mesa para dialogar con las autoridades» del establecimiento pediátrico. Una administración mixta entre el gobierno nacional y el de la Ciudad, al punto que es el Ministerio de Trabajo, donde está Carlos Tomada, quien debería hacerse cargo de darle un corte al conflicto.

«Quiero apostar a que antes de mañana (por hoy) al mediodía exista una invitación al diálogo por parte de las autoridades del hospital para llegar a un arreglo en materia salarial»,
señaló Taboada en declaraciones radiales.

Explicó que la última propuesta entregada por el sector gremial implicaría
«repartir en forma diferente la masa salarial» que resulta del aumento propuesto, con el objetivo de equiparar los haberes: «Un director gana 8 mil pesos y una enfermera, 1.000 pesos», explicó graficando la relación.

• Análisis judicial

La nueva asamblea se producirá cuando en la Justicia laboral se analiza si quedan en suspenso las intimaciones que enviaron las autoridades del hospital a los trabajadores en huelga, y si se descuenta al personal los días de paro. Algo particularmente irritante.

En tanto, los otros tres gremios que nuclean al personal del Garrahan reclaman que se levante el paro de la ATE para permitir la homologación en el Ministerio de Trabajo del acuerdo salarial con un incremento de 20%, y así poder cobrarlo.

Los empleados del Garrahan, entre médicos y no profesionales, suman 2.500, de los cuales 400 son de la ATE -enfrentados con la conducción nacional de Víctor De Gennaro y
Pablo Micheli- y el resto, de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), el Sindicato Unico de Trabajadores y Empleados de la Ciudad de Buenos Aires (Sutecba) y la Asociación de Profesionales.

Dejá tu comentario