Derrumbe en el boliche Beara: piden condenas de hasta cuatro años y medio para los 12 acusados

Información General

Sobre la tragedia que ocurrió en Palermo durante 2010, empresarios y ex funcionarios del Gobierno porteño fueron señalados por los alegatos de la fiscalía.

El fiscal de juicio Oscar Ciruzzi pidió condenas de tres a cuatro años y medio para los doce implicados en el caso del derrumbe de un semipiso en el boliche Beara, ubicado en Palermo, en septiembre de 2010, hecho durante el cual murieron Ariana Beatriz Lizarriaga, de 21 años, y Paula Leticia Provedo, de 20.

En las últimas horas, fue el turno de los alegatos de la fiscalía ante el Tribunal integrado por los jueces Alejandro Noceti Achaval, Gabriel Vega y Gustavo Alterini, y pidió cuatro años y seis meses de prisión para Juan Carlos María Yun, Agustín Dobrila e Iván Andrés Fliess, los tres socios en la empresa "El Viejo Sabio S.A.", que se encargaba de explotar comercialmente el boliche Beara y también el local "Caramel", ubicado al lado.

Para el fiscal Ciruzzi concurrieron en los delitos de "homicidio culposo agravado por el número de víctimas en concurso ideal con lesiones culposas y leves y cohecho activo con respecto a funcionarios policiales''.

Además, para el fiscal, "existió un accionar imprudente y violatorio de los deberes de cuidado en un lugar donde ellos querían que existiera un importante caudal de gente: sabían del uso que iba a tener ese entrepiso".

También reclamó la pena de cuatro años para quien dio el aval para la habilitación del local, el maestro mayor de obras Gustavo Amaru.

En tanto, solicitó penas de tres años de prisión en suspenso para el ex responsable de la Dirección General de Habilitaciones y Permisos, Martín Diego Farrell; el ex director de Habilitaciones Especiales Pablo Damián Saikauskas; el exjefe del Departamento de Esparcimiento, Norberto Cassano, y el arquitecto responsable de Verificaciones y Habilitaciones, Isaac Rasdolsky.

El pedido de pena para los funcionarios también comprende la inhabilitación por diez años para ejercer cargos públicos, mientras que a los policías Rodolfo Cabezas, Gustavo Flaminio, Luis Acosta y Julio González pidió penas dude tres años y seis meses.

Durante el juicio, los peritos dijeron que la construcción del entrepiso estaba deficiente pues los tornillos estaban mal ubicados y eso fue clave para no tolerar el peso de las personas que estaban allí esa noche.

El alegato fiscal concluyó con el pedido de absolución para el co organizador del boliche, Maximiliano Fratino, al considerar que no cumplía con funciones de gestión de manera diaria en Beara y que tampoco tenía información sobre las irregularidades.

También respecto del encargado Agustín De Grazia, sobre Leandro Camani y Matías Pantarotto, ambos gestores de "El Viejo Sabio" que estaban acusados de los mismos delitos que los socios, y a la ex directora de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad, Vanesa Ileana Berkowski.

Dejá tu comentario