Justicia española cerró la causa por okupa argentino muerto en Girona

Información General

La Justicia de España archivó las actuaciones en relación con la muerte del "okupa" argentino Juan Pablo Torroija, de 41 años, al considerar probado que se trató de un suicidio y desechar las acusaciones de familiares contra la policía de la ciudad de Girona.

El Juzgado de Instrucción número 4 de esa ciudad en la que Torroija vivía en calidad de "okupa" acreditó las imágenes que indican que el hombre, que es hijo de un empresario chubutense, se ahorcó con su propia camisa en la celda en la que estaba detenido como acusado de un robo.

Por otra parte, según la información difundida por el diario español El Mundo, la autopsia en el cuerpo desmiente la presencia de moretones y golpes en el cuerpo que puedan acreditar la versión sustentada por familiares y allegados a Torraija sobre torturas sufridas durante su detención.

A pesar de esta conclusión, la autopsia será ampliada luego de que se aceptara, por parte de otro juzgado de instrucción, el número 1, un pedido de la familia en ese sentido. Según el periódico español, el expediente indica que Torroija fue detenido el 11 de julio pasado mientras robaba en el interior de un vehículo junto a un cómplice.

El hombre, siempre de acuerdo con las actuaciones, no presentó resistencia ni se mostró nervioso durante la detención y murió el 14 de julio último en el Hospital Josep Trueta, horas después de haber sido trasladado, por falta de oxígeno.

Omar Torraija, dueño de una cadena de electrodomésticos e indumentaria en Trelew, y padre de Juan Pablo, sostuvo que su hijo fue "torturado y asfixiado", mientras que el Consulado Argentino en Barcelona había pedido información sobre el fallecimiento de un hombre que formaba parte del movimiento "okupa" local y el de los "Indignados".

Uno de los puntos que se le discute a las autoridades españolas es el hecho de que la muerte Juan Pablo Torraija no fue informada en su momento al Consulado local, siguiendo las normas imperantes, situación por la cual se formuló un pedido de disculpas por parte de las autoridades locales.

Dejá tu comentario