La Armada británica planea rodar una película del príncipe Harry en Irak

Información General

La Armada británica planea rodar una película documental sobre las vicisitudes del príncipe Harry de Inglaterra en Irak, según se informó hoy.

El ministerio de Defensa en Londres (MoD) enviará a un equipo de producción junto al regimiento de Harry, y producirá un filme que será emitido por varios canales de televisión y por Internet.

Los comandantes de Harry esperan que la película, que se titulará "Desert Prince" (Príncipe del Desierto), sirva como una propaganda de derrota contra los grupos insurgentes que amenazaron con secuestrar al hijo menor del príncipe Carlos y la fallecida Lady Di.

También informaron que la producción buscará contrarrestar los mensajes por Internet publicados por algunos grupos de insurgentes, que muestran ataques contra tropas británicas para publicitar su causa.

El MoD indicó que examinará en detalle la película, para evitar que información muy sensible pueda servirle a los grupos extremistas para localizar a Harry.

Uno de esos grupos ha prometido secuestrar y torturar al nieto de Isabel II, de 22 años, y cortarle las orejas en forma de represalia contra la ocupación británica.

La Armada británica ha decidido retrasar el envío de Harry al sur de Irak, aunque ya ha desplegado a la mayoría de los soldados del regimiento Household Cavalry.

Esa decisión se tomó por temor a que la llegada del príncipe afecte el desempeño de las tropas británicas en ese país árabe, que permanecerán allí por seis meses.

Según informó la prensa británica, Harry recibirá la orden de permanecer en bases militares, en lugar de salir a realizar operaciones de patrullaje y seguridad en tanques armados Scmitar.

A pesar de haberse entrenado como jefe de tropa armada, el príncipe quedará confinado a alguna oficina militar, ya que un eventual secuestro por parte de la insurgencia sería la peor propaganda de guerra para las tropas británicas en Irak.

"Tenemos que considerar cómo vamos a manejar el enorme interés sobre el príncipe Harry.
La seguridad operacional sigue siendo nuestra principal prioridad", destacó una fuente del MoD.

Por su parte, el ex portavoz de Asuntos de Defensa del Partido Conservador, Patrick Mercer, declaró que el Ministerio de Defensa "deberá ser muy cuidadoso y no dar a conocer la ubicación exacta de Harry en Irak".

"Si algo sale mal, ese error volverá como un fantasma a perseguir a las autoridades.
Sin embargo, (la película) será una medida muy potente y una forma de propaganda muy positiva", destacó el parlamentario "tory".

Dejá tu comentario