Lanzaron sonda espacial que chocará contra cometa

Información General

Washington (AFP) - La NASA lanzó ayer una sonda espacial denominada Deep Impact, que disparará hoy un proyectil nuclear contra el cometa Tempel 1 a una velocidad de 37.000 kilómetros por hora. El objetivo de esta histórica misión es conseguir datos que permitan profundizar el conocimiento sobre el sistema solar y la formación del universo. Ayer la sonda continuaba su curso previsto hacia el cometa Tempel 1, a 133 millones de km de la Tierra, y todos los parámetros eran normales. El cometa tiene la superficie de la mitad de la isla de Manhattan y el impacto se producirá esta madrugada.

Técnicos de la NASA sostuvieron que el impacto -equivalente a la explosión de 4,5 toneladas de TNT- generará un agujero del tamaño de un estadio de fútbol en el núcleo del cometa, lo que proyectará al espacio toneladasde partículas. Además de la cámara en el proyectil, la colisión y sus consecuencias serán observadas y filmadas por cámaras y otros instrumentos de medición a bordo de Deep Impact, que podrá analizar los efectos desde una distancia de alrededor de 500 km.

Mientras, los telescopios espaciales Hubble X-ray Observatory y Spitzer Space Telescope también observarán el experimento.

• Peligro

Es una prueba muy peligrosa, explicó Grammierk, que dirige esta operación de 333 millones de dólares. «Es como una bala (de arma de fuego) que intenta chocar contra otra bala, junto con una tercera bala, en el lugar y el momento adecuados». Las últimas 24 horas de la misión serán las cruciales; todo lo que ocurra se hará automáticamente,sin intervención humana, continuó. El objetivo es develar secretos del Sistema Solar: se cree que material primitivo generado en su origen está incluido en la composición de los cometas, y además muchos expertos señalan que es posible que contengan moléculas orgánicas que podrían ser los responsables químicos de la vida en la Tierra.

Imágenes de esta colisión cósmica serán captadas hoy nítidamente por los telescopios instalados en el norte chileno, según informó ayer el Observatorio Europeo Austral (ESO). «En
tierra, la información más exhaustiva y completa será capturada desde Chile», aseguró un comunicado de ESO, organización europea para la investigación astronómica en el Hemisferio Austral, integrada por Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Países Bajos, Italia, Suecia y Suiza.

Dejá tu comentario