Las empresas se adaptan a cambios por coronavirus

Información General

Las restricción por la crisis sanitaria marca el ritmo comercial. Dos ejemplos en el sector del turismo y las fintech.

La crisis desatada por el coronavirus puso a todo el sector empresarial ante un gran desafío para enfrentar las nuevas reglas de juego. El teletrabajo y la venta online pasaron de ser una tendencia que lentamente iba ocupando un espacio a convertirse en herramientas de subsistencia para distintos sectores.

En el caso del turismo, por ejemplo, se vive en la actualidad un momento delicado por la suspensión de vuelos y el cierre de hoteles. Sin embargo, ya hay operadores que están pensando en la era pospandemia.

“La situación es muy complicada porque la demanda desapareció. Algunas empresas sobrevivirán; otras, no. La incertidumbre es cómo va a impactar en los consumidores y si, levantadas las restricciones, el consumo va a estar deprimido o si va a crecer. Si se normaliza la situación en los próximos meses, parte del año perdido se podrá recuperar en la temporada alta que va de octubre a diciembre”, señaló José Casabal, CEO de Volalá.

Distinta es la situación en otros rubros donde las restricciones no impiden su funcionamiento. Por ejemplo, desde Wenance, una empresa fintech enfocada en productos financieros para individuos, la cuarentena no alteró su ritmo normal. “En nuestro caso mantenemos el nivel de actividad. Incluso aprovechamos el momento para lanzar nuevas líneas de crédito en simultáneo con nuestras oficinas de Uruguay y España”, aseguró Pablo Cechini, CTO de Wenance.

Más allá de cómo enfrenta cada sector la coyuntura, lo que está claro es que el aislamiento social profundizará tendencias como la del home office, una modalidad implementada a la fuerza por las actuales circunstancias. “Antes de que se declarara la cuarentena, nosotros comenzamos a implementar el teletrabajo. Así, tres días antes de su anuncio oficial, el 90% de los empleados estaban trabajando en sus casas. Esta experiencia nos sirvió para darnos cuenta de que es posible operar así. Existía la creencia de que, por ejemplo, actividades como el call center necesitaba de un lugar físico con directores que estuvieran controlando y midiendo la métrica. Cuando todo se normalice, seguramente no se volverá al esquema tradicional y se impondrá un mix entre lo clásico y el teletrabajo”, agregó Cechini.

Desde Volalá consideran que esta modalidad como la venta online tendrán un fuerte crecimiento. “Mucha gente que estaba acostumbrada a la compra presencial ahora se vio obligada a hacerlo por internet. Sin duda, está comprobando las ventajas de hacerlo así y difícilmente regrese a sus hábitos anteriores. A empresas como la nuestra, que es una jugadora pura en este terreno, nos va a beneficiar”, dijo Casabal.

Dejá tu comentario