Liberaron en La Matanza al hijo de directivo de Independiente

Información General

El joven de 27 años hijo de un dirgente del club Independiente, que había sido secuestrado el lunes pasado, fue liberado por sus captores y dejado en la zona de Villa Madero, en el Gran Buenos Aires, mientras que la familia aseguró que no se pagó rescate alguno.

Según se informó, hasta ahora no se llevaron a cabo detenciones relacionadas con el caso.

Los captores -que mantenían al joven con una capucha en la cabeza- lo dejaron abandonado en un descampado y huyeron, según contó el padre del muchacho a la prensa.

El joven fue luego hacia la comisaría tercera, que tiene jurisdicción en esa zona del sudoeste del Gran Buenos Aires, cerca de donde fue liberado.

Su padre, Salvador Pérez, dirigente de Independiente, dijo en declaraciones radiales que el joven está "bien" y que no sufrió lesiones producto del rapto.

Según dijo Pérez, desde las 14:00 de ayer había recibido varias llamadas telefónicas hechas por los captores, desde el celular de su hijo, en las cuales le exigían la entrega de dinero a cambio de la liberación.

A raíz de ello, inmediatamente hizo la denuncia policial y efectivos de la División Antisecuestros de la Policía Federal -el rapto se había producido en la Capital- comenzaron a trabajar en el caso.

"Gracias a la muy buena labor de la Policía Federal, de la División Antisecuestros, lo dejaron en libertad", señaló en declaraciones radiales el padre del joven, quien insistió en señalar que no se pagó rescate.

Cuando le preguntaron por la cifra exigida por los captores, Salvador Pérez no quiso dar precisiones, pero admitió: "me pidieron mucha plata".

En tanto, en declaraciones a Canal 9, el padre del joven dijo que los propios captores, aparentemente temerosos por el accionar de la Policía y por la difusión pública que había tomado el caso, "lo subieron a un Fiat Siena azul y lo dejaron en un descampado" de Villa Madero.

Sobre el lugar en el que su hijo estuvo cautivo, dijo que no sabe dónde pudo haber permanecido, porque al joven "le pusieron una capucha y no sabe más nada".

Por otra parte, dijo que el reencuentro tanto con él como con los otros seis hermanos del joven fue "muy emotivo".

Dejá tu comentario