En un video, la policía prófuga por el crimen de Lucas negó las acusaciones

Información General

Lorena Miño aseguró no tener "nada que ver" con el asesinato de Lucas González, perpetrado por agentes de la Policía de la Ciudad. El juez Martín Del Viso debe resolver un pedido de eximición de prisión presentado por su abogado.

Lorena Miño, la policía de la Ciudad que se encuentra prófuga en el marco de la causa por encubrimiento del crimen de Lucas González, cometido el 17 de este mes en el barrio porteño de Barracas por parte de agentes de la fuerza metropolitana sin identificar y vestidos de cívil, dijo que "no tuvo nada que ver" con lo sucedido y que "lamenta muchísimo" la muerte del joven, en un video que difundió su abogado.

"Buenas tardes, mi nombre es Lorena, perteneciente a la Policía de la Ciudad, estoy en Barracas, en la (comisaría) 4D", así inició Miño su relato en el video, en el que se la ve sentada junto al letrado y llorando de manera permanente.

La agente reprodujo la versión de la fuerza policial al dar cuenta de su presunta actuación aquel miércoles cerca de las 9.50 de la mañana, cuando recibió una modulación "de un enfrentamiento armado con la Brigada de Policía de la Ciudad en Iriarte y Vélez Sarsfield".

"Eran cuatro masculinos armados dándose a la fuga en una (Volkswagen) Suran azul, lo cual con mi compañera fuimos sobre (la calle) Alvarado en ayuda de mis compañeros y cuando llegamos a Alvarado y Perdriel ya estaba la Suran estacionada. Se les pidió que descienda al chofer del vehículo (?) los chicos ya estaban abajo, uno se da a la fuga y los compañeros decían "le dispararon a mi amigo, no dijeron que eran policías, eran chorros", recordó.

Miño, oriunda de la provincia de Corrientes, dijo que hace tres años vino a Buenos Aires "en busca de un futuro para ayudar" a su familia y que tras el hecho está pasando "un mal momento".

"Lamento muchísimo la pérdida de Lucas, pero yo no tengo nada que ver", afirmó.

"Se siente el odio de la gente, por tres personas que hicieron algo mal. No todos son iguales, no todos hacemos lo mismo, yo no tengo nada que ver con lo que pasó", agregó.

Consultado por Télam, el defensor de Miño indicó que aguardará la resolución del juez de Instrucción porteño Martín Del Viso sobre la eximición de prisión presentada, la que ya fue rechazada por el fiscal del caso, Leonel Gómez Barbella.

La agente porteña continua prófuga y espera que el juez de Instrucción porteño Martín Del Viso resuelva un pedido de eximición de prisión presentado por su abogado, Roberto Castillo.

Lorena Miño policia porteña.mp4

La policía de la Ciudad, Lorena Miño.

Asimismo, los padres de Lucas pidieron que se someta a juicio político por "mal desempeño de sus funciones" al juez de Menores que dispuso la detención de los tres jóvenes que acompañaban a la víctima al momento del hecho y que "omitió" la de los efectivos imputados del crimen.

El pedido de juicio político fue presentado por el abogado Gregorio Dalbón, quien representa a los padres de Lucas (17), ante el presidente del Consejo de la Magistratura, Diego Molea.

"Esperamos con la familia de Lucas celeridad del Consejo de la Magistratura. Y así como denunciamos al Juez de Menores vamos a denunciar a todos los que se interpongan o dilaten las medidas para llegar al esclarecimiento del asesinato y las complicidades de la Policía de la Ciudad", dijo hoy a Télam el letrado.

"(...) desde que el Dr. Cilleruelo tomó conocimiento que los policías de la Ciudad de Buenos Aires (que se encontraban de civil en un auto no identificado) habían disparado en la cabeza a un joven de 17 años -lo que le provocaría la muerte- el magistrado decidió tomar medidas tendientes a revictimizar a los tres jóvenes que se encontraban con Lucas González, dejándolos encerrados con los asesinos toda la noche", indicó el pedido que consta en un escrito de ocho páginas al que accedió Télam.

"No conforme con ello, y como si el resultado no fuera suficiente, -continuó la presentación- al advertir que los tres imputados eran miembros de la mencionada fuerza de seguridad, el Dr. Cilleruelo decidió dejarlos en libertad".

"Son cuanto menos preocupantes los extremos a los que nos enfrentamos al observar la actuación del Magistrado, quien sin más que el relato de los policías de la Ciudad de Buenos Aires, ordenó mantener privados de la libertad a tres menores de edad y en todo momento omitió la detención de los tres asesinos", continuó.

De acuerdo al escrito, que los imputados fueran miembros de dicha fuerza "dejaba en evidencia el riesgo que significaba para los jóvenes y sus familiares y para la investigación que continuaran libres".

Dejá tu comentario