16 de diciembre 2011 - 16:53

Macri vetó ley que prohíbe vender medicamentos en kioscos y supermercados

Mauricio Macri.
Mauricio Macri.
El jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, vetó la ley sancionada por la Legislatura que sumaba a la Ciudad a la norma nacional, que rige en los otros 23 distritos del país y que contempla la prohibición de la venta de medicamentos en góndolas, kioscos y bares y la restringe exclusivamente a farmacias.

Fuentes parlamentarias confirmaron el veto a la ley 4015 que fue aprobada por los legisladores en la sesión del 17 de noviembre con 32 votos positivos, provenientes de los bloques de la oposición, y 21 negativos de parte del PRO.

El texto aprobado preveía la adhesión de la Ciudad a la ley nacional 26567, que restringe a las farmacias la venta de medicamentos y obliga al expendio a cargo de un farmacéutico o personal autorizado, sancionada el 25 de noviembre de 2009 y promulgada de hecho el 17 de diciembre de 2009.

El proyecto, cuya defensa en la Legislatura estuvo a cargo de los diputados Rubén Campos y Jorge Selser, disponía que los medicamentos, aún los de venta libre, debían despacharse en farmacias y fijaba la prohibición para el despacho de los remedios en kioscos, bares o en góndolas.

En tanto, que el PRO, durante la discusión parlamentaria y a través de los diputados Helio Rebot y Alejandro García, planteó la necesidad de la venta de remedios fuera de las farmacias, es decir, en kioscos y supermercados para "facilitar al vecino el acceso, especialmente en días y horarios en los que para comprar una aspirina es necesario buscar una farmacia de turno".

Para el Ejecutivo, la adhesión a la norma nacional representaría, según explicaron, una reducción notoria, sobre todo en la zona sur, de la cantidad de comercios en los cuales se venden medicamentos y que no cumplen en la actualidad con los requisitos impuestos en dicha ley.

Y remarcaron que la Ciudad debe apuntar a tener un régimen jurídico propio respecto de la regulación en la comercialización de medicamentos, así como enfatizaron en que limitar el acceso a ese tipo de productos a los vecinos sería afectar las condiciones de equidad e igualdad de los porteños.

Para Campos, "es un despropósito del Gobierno vetar una ley en esta jurisdicción después de que se haya implementado en 23 distritos y muestra un acto de desinterés en permitir que los medicamentos se sigan vendiendo en esos lugares y no expendidos por parte de profesionales".

Además, analizó que la medida "beneficia a quienes ejercen la venta en condiciones inapropiadas y a las grandes cadenas de farmacias que ofrecen el producto en góndolas en forma irresponsable".

Ricardo Aizcorbe, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), repudió la medida del Ejecutivo al sostener que "Macri es un vetador serial contra la salud de los vecinos y a favor de la caja de Farmacity".

"Privilegió las relaciones del PRO con esa cadena de farmacias por sobre cualquier otro interés", sostuvo y agregó que "desde la asunción de la Jefatura de Gobierno en 2007, la caja de Farmacity creció con el PRO al tiempo que el PRO creció con la caja de Farmacity".

Dejá tu comentario

Te puede interesar