Madre del niño asesinado en Ostende se negó a declarar

Información General

Claudia Ayala, la madre de Benjamín, el niño de dos años hallado el lunes asesinado en un descampado de la localidad balnearia bonaerense de Ostende, se negó a declarar y a que le extraigan muestras de su ADN.

Tras negarse a prestar declaración indagatoria ante el fiscal descentralizado de Pinamar, Juan Pablo Calderón, la mujer quedó detenida e imputada del delito de "homicidio calificado por el vínculo", con pena prevista de prisión perpetua.

En tanto, la autopsia reveló que el menor fue asesinado a golpes en la nuca. La autopsia practicada en la Asesoría Pericial de La Plata determinó que la muerte se produjo por "traumatismo en base de cráneo con pérdida de masa encefálica", mientras que las mutilaciones que sufrió el cuerpo fueron producidas "post mortem" por perros.

La investigación por el crimen tuvo además un giro inesperado con las declaraciones de Leonardo Aguilera, quien aseguró que no es el padre del menor y tampoco conoce a la madre de la víctima, pese a haber estado detenido por el caso.

El joven de 30 años había sido liberado este martes luego de estar aprehendido, sospechado de haber asesinado al nene, según el primer relato que dio la madre del menor, Claudia Ayala, de 22 años.

La chica, quien se encuentra detenida, había asegurado que Aguilera era su pareja, que era el padre de Benjamín y que tras darle una paliza al menor le provocó la muerte al asfixiarlo, para luego arrojar el cuerpo al descampado.

Por otro lado, este miércoles se conoció que la autopsia realizada al cuerpo del menor determinó que la muerte se produjo como consecuencia de un golpe en la cabeza. El cuerpo tenía un buzo atado al cuello, pero según los forenses la presión de esa ropa no fue suficiente para causar la muerte por asfixia, como trascendió en un primer momento.

También se conoció que el cuerpo del nene fue encontrado a unos 60 metros de la casa donde vivía Ayala y se especulaba con que podría haberlo matado dentro de la vivienda. En tanto, Aguilera dijo que él estaba caminando por la calle, a una cuadra de la comisaría de Ostende cuando oficiales a bordo de un patrullero lo detuvieron y se lo llevaron esposado. "No encuentro explicación a todo lo que pasó. No sé quién es esta chica, ni quién es el padre de la criatura", indicó.

Dejá tu comentario