Madre de hombre asesinado por uno de los prófugos "está angustiada"

Información General

La madre del periodista Adams Ledesma Valenzuela, asesinado en 2010 en la villa 31 del barrio porteño de Retiro, afirmó que está "angustiada" y "con mucha bronca" por la fuga del joven condenado por el crimen de su hijo.

"Tengo mucha angustia desde que se escapó. Tanto trabajo dio que lo atraparan para que después huya. Estoy con tanta bronca que todavía no caigo", dijo a Télam Isabel Valenzuela, delegada de su barrio.

La mujer se enteró por los medios de que Christian David Espínola Cristaldo (22), paraguayo y apodado "El Pichu", quien había estado ocho meses prófugo por el crimen, era uno de los 13 presos que se fugaron del penal de Ezeiza.

"Esto es un dolor muy grande porque sé que desde el Gobierno se hizo todo para lo agarraran, pero lastimosamente se escapó", manifestó la mujer, quien contó que tras la fuga sus seis nietos están con custodia policial.

El mayor de los hijos de Adams, de 18 años, ahora trabaja como periodista igual que su padre y tiene hermanos menores de hasta 8 años.

En tanto, en la villa 31 se reforzó la presencia de policías ante la posibilidad de que "El Pichu" regrese al barrio porque allí viven su familia y su novia, aunque algunos vecinos especulan en que intentará ir a Paraguay.

Ledesma Valenzuela (41) fue asesinado de varias puñaladas por la espalda la madrugada del 4 de septiembre de 2010, cuando salió de su casa luego de, supuestamente, haber sido despertado por un vecino porque había un desperfecto en la luz eléctrica.

Desde un principio, el robo como móvil del crimen quedó descartado, ya que a la víctima se le encontraron 55 pesos en el bolsillo -que la Policía le devolvió a su mujer junto a las llaves de su casa- y un buscapolo con el que la víctima iba a revisar la instalación eléctrica.

Para la familia, Espínola hizo salir a Ledesma de la casa, comenzó a hablar con él e incluso le ofreció un vaso de vino, pero luego sacó un arma blanca y se la clavó en el pecho porque el periodista le impedía vender paco.

El periodista era el dueño del canal de televisión comunitaria Mundo Villa TV, que transmitía desde la villa 31 con llegada a 1.500 hogares y a la villa 1-11-14 del Bajo Flores.

Dejá tu comentario