Habló uno de los empleados que se fotografió junto al cadáver de Maradona

Información General

Claudio, de 48 años, y su hijo de 18, fueron captados en una imagen junto al cuerpo del ídolo que generó repudio masivo. Según explicó, la misma no fue tomada desde su teléfono y no fue él quien la viralizó.

La viralización de dos fotos del fallecido Diego Maradona en el féretro, mientras se hallaba en la sala velatoria antes de ser trasladado a la Casa Rosada, provocó una fuerte reacción Matías Morla, el abogado del exfutbolista, quien advirtió que iniciará acciones legales. En tanto, la funeraria aclaró que las personas que aparecen en las imágenes no pertenecen a la empresa, sino que fueron contratadas para colaborar con el sepelio.

En una de las fotografías se puede ver a un hombre de contextura robusta y pelado identificado como "Diego Molina”. En la otra toma, se observan a un hombre y a un joven, ambos con anteojos, posando junto al cajón. El mayor se llama Claudio, de 48 años, y se encuentra junto a su hijo de 18.

Cadáver Maradona
A la izquierda, el hombre identificado como

A la izquierda, el hombre identificado como "Diego Molina". A la derecha, Claudio y su hijo.

En una entrevista exclusiva de Tomás Méndez para Radio 10, Claudio explicó que su trabajo consistía en “manejar la camioneta, ir a buscar los cuerpos, prepararlos y que la gente se quedara conforme con el servicio que había contratado”. Así mismo, detalló que debido a lo sucedido fue despedido y recibe amenazas de muerte en su celular.

“Pido respeto y perdón a todos. Mirá que le hice el servicio al papá de Maradona y al cuñado, y jamás lo hice (sacarse una foto junto al cadáver). Estuve con Maradona cerca en vida y no lo hice, incluso sabiendo que es mi ídolo, no lo voy a hacer de fallecido. No es mi intención. Sé que mucha gente se ha ofendido, sé que lo han tomado a mal, mi teléfono está sonando porque me están llamando de todos lados, sé que molestó, pero nunca había pasado”, comenzó diciendo Claudio.

A su vez, explicó que la foto no fue sacada directamente de su teléfono y que jamás pensó que la iban a compartir o viralizar. “No fue intencional de mi parte ni de mi hijo. Cuando me avisaron que salieron todas esas fotos, ya había dejado a Diego para que la gente, el pueblo, se pudiera despedir. Vine a mi casa a dormir, porque sabía que a las 2 me tenía que preparar para poder llevarlo hasta el cementerio, como hice con toda la familia”, advirtió.

“Si vos ves la foto, soy el de anteojos, justo levanté la cabeza, ¿se entiende? Estaba acomodándolo y me dijeron: 'Flaco, levantá la cabeza y mirá'. Y mi hijo levantó el pulgar. Nada más. Fue algo instantáneo. Lo que más quería era dejar un ídolo para que la familia se pudiera despedir, como hice con toda su familia”, explicó, y agregó: “Me echaron de la empresa por algo que yo no hice”.

Según detalló, trabajaba para la empresa hace siete años y, en el momento de la captura de la imagen, estaba alterado por lo que sucedía: “Eran los nervios de que Maradona quede bien, poder llevarlo a la Casa Rosada, que tanto Giannina, Dalma, Claudia y los familiares más íntimos puedan despedirse de Diego que es un ídolo, y dejar bien a la empresa Pinier, porque tampoco tienen la culpa de esto”. Por último, reiteró su pedido de disculpas a toda la familia Maradona, a Sepelios Pinier y al pueblo en general.

En tanto, Morla, escribió en su cuenta de Twitter que, ante la viralización de una imagen de Diego en su lecho de muerte, “me voy a ocupar personalmente de encontrar al canalla que tomó esa fotografía. Van a pagar todos los responsables de semejante acto de cobardía”.

Y acotó: "Diego Molina es el canalla que se sacó una foto junto al féretro de Diego Maradona. Por la memoria de mi amigo no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración".

https://twitter.com/MatiasMorlaAb/status/1331986425265459203

Fuentes judiciales explicaron a Télam que, al tratarse de un delito de instancia privada, una causa penal por la difusión de estas fotografías debería ser iniciada recién cuando haya sido denunciada por alguien del entorno del exfutbolista.

En ese caso, sería un fiscal Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, donde ocurrió el hecho, quien deba llevar adelante el expediente, aunque desde el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad indicaron que aún no ingresó ninguna denuncia.

Desde las Fiscalías de San Isidro donde se investigan las circunstancias de la muerte aclararon a Télam que ayer, desde el inicio de las actuaciones, se tuvo especial cuidado en que nadie sacara fotografías al cuerpo de Maradona, por lo que se retuvo los celulares de todos los funcionarios que participaron de las diligencias, tanto en la escena del deceso como en la autopsia.

"Es una lástima que se hayan filtrado este tipo de fotografías cuando tuvimos tanto cuidado. Pero el eventual delito ocurrió en otra jurisdicción y cuando el cadáver ya había sido entregado", aclaró una fuente del Ministerio Público Fiscal de San Isidro.

Dejá tu comentario