Más cerca de Marte: misión buscará signos de vida y preparará el terreno para humanos

Información General

El rover Perseverance recolectará muestras de núcleos de las rocas y polvo marciano y se probarán nuevas tecnologías para allanar el camino a futuras exploraciones humanas.

Dentro de un mes estará partiendo la misión Mars 2020, que depositará un nuevo robot en Marte para cumplir los objetivos científicos que la NASA califica de “alta prioridad”: buscar signos de vida microbiana en el pasado y preparar el terreno para los primeros seres humanos que pisen el planeta rojo en un futuro cercano. Y, por si fuera poco, se probará un atractivo minihelicóptero, uno de los tantos dispositivos pergeñados para actuar como apoyo de futuras exploraciones.

Dotado de los últimos adelantos tecnológicos, el rover Perseverance recolectará muestras de núcleos de las rocas y polvo marciano, que guardará en un sofisticado sistema de tubos de ensayo. Además, probará in situ tecnologías imprescindibles para futuras expediciones humanas, como la posibilidad de valerse del dióxido de carbono atmosférico marciano para producir oxígeno e identificar las condiciones ambientales que podrían afectar a los futuros astronautas que se instalen allí.

Los científicos saben que Marte fue una vez muy diferente al planeta frío y seco que es hoy, ya que hace millones de años el entorno habría sido lo suficientemente propicio como para el desarrollo de la vida microbiana. La mayor evidencia fueron los rastros de agua subterránea hallados en 2018, responsable de los surcos lineales descubiertos en las laderas de los cráteres.

perseverance video.mp4

Perseverance está equipado con un sistema de cámaras para tomar imágenes panorámicas y estereoscópicas y hacer zoom, un espectrómetro de fluorescencia de rayos X y alta resolución para mapear la composición de la superficie y detectar elementos químicos con una precisión inédita. Al mismo tiempo, Mars Environmental Dynamics Analyzer (MEDA) porta un conjunto de sensores que proporcionarán mediciones de temperatura, velocidad y dirección del viento, presión, humedad y tamaño y forma del polvo. Pero dos de los proyectos más atractivos de la misión son, sin duda, el sistema de extracción y conservación de las muestras y el minihelicóptero.

El sistema de muestras

Si el Apolo 11 fue quien trajo desde la luna las primeras muestras de otro cuerpo celeste, Mars 2020 será el primeros en recolectarlas en otro planeta. Pero para poder traerlas algún día, o incluso para ser analizadas allí por expedicionarios, deberán quedar selladas en recipientes 100% herméticos y estériles que eviten la intromisión de cualquier material orgánico terrestre.

Para ello se diseñó un sofisticado sistema compuesto por tres mecanismo. El más visible es el brazo mecánico del rover, de 2 metros de largo y cinco articulaciones, que incluye un taladro de percusión giratorio para recolectar muestras de núcleo de roca y polvo marcianos. El segundo robot es un pequeño platillo que proporcionará las brocas necesarias y los tubos para depositar las muestras. Una vez llenos, los moverá al chasis móvil para su evaluación y procesamiento. El tercer dispositivo es el sistema de almacenamiento ubicado en el vientre del vehículo explorador, donde pueden insertarse 43 tubos. Una maquinaria que necesita funcionar con precisión, ya que contiene más de 3.000 piezas.

El mini helicóptero

Ingenuity se llama el pequeño helicóptero que viajará a Marte de la mano de Perseverance, y tendrá el privilegio de ser el primer artefacto de su tipo propulsado en otro planeta. Pesa 1.8 kg, es alimentado por baterías solares recargables y posee un sistema de comunicación inalámbrico, sensores de navegación y dos cámaras (una en color y otra en blanco y negro).

perseverance video helicoptero.mp4

Deberá despegar, volar y aterrizar sin control humano, con comandos mínimos enviados desde la Tierra por adelantado. Una tarea no tan sencilla ya que el planeta rojo tiene una gravedad más baja (aproximadamente un tercio de la terrestre), pero una atmósfera muchísimo menos densa que hace bastante más difícil la elevación. Ingenuity puede volar hasta 90 segundos a distancias de casi 300 metros por vez y a unos 4 o 5 metros de altura. Cuando descanse deberá confiar en su sistema de calefacción solar para mantenerse a salvo de las temperaturas de las frías noches marcianas.

Su desempeño, por ahora en fase experimental, podrá terminar decidiendo el futuro de estos pequeños dispositivos voladores en próximas misiones, en principio ideados para llevar tareas de apoyo en las exploraciones, como el mapeo del terreno desde las alturas.

perseverance mapa.jpg
El cráter en el que se depositará Perseverance, y los sitios de amartizaje de anteriores misiones.

El cráter en el que se depositará Perseverance, y los sitios de amartizaje de anteriores misiones.

Cuándo: la misión despegará el 20 de julio desde Cabo Cañaveral (en principio estaba programada para el 17 pero se retrasó tres días). Llegará a su sitio de amartizaje, el cráter Jezero, el 18 de febrero de 2021. Se espera que sus operaciones se extiendan, al menos, durante un año marciano (aproximadamente 687 días terrestres).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.