Metrovías intentará hoy que vuelvan a funcionar subtes

Información General

La empresa Metrovías intentará hoy reabrir las bocas de las cinco líneas de subterráneos y hacer correr los trenes, parados desde el viernes por un insólito conflicto sindical motorizado por el Partido Obrero, el MST e Izquierda Unida.

Así, unos sesenta «trabajadores», sobre un total de 2.700 empleados de Metrovías, vienen impidiendo que 850.000 usuarios que emplean los subtes cada día hábil lleguen y vuelvan a horario a sus hogares y puestos de trabajo. El conflicto se inició, curiosamente, luego de que Metrovías conviniera con el sindicato UTA que nuclea a 1.200 de sus 2.700 trabajadores, la solución a dos reclamos que venían desde hace varios meses: la jornada de seis horas para todos ellos y el compromiso de no despedir a ningún trabajador en función de la incorporación de máquinas expendedoras de boletos. «La aceptación de ese convenio fue total: a pesar del conflicto durante el fin de semana tuvimos 100% de presentismo; no pudimos hacer correr los trenes sólo porque esos 60 huelguistas se tiraban a las vías cada vez que lo intentábamos», dijo a este diario Juan Bautista Ordóñez, director de Relaciones Institucionales de Metrovías.

«De hecho, la reducción de la jornada hará que debamos tomar unas 100 personas más.»
Sin embargo, los grupos de izquierda que -a la luz de la «nueva realidad» que vive el país- intentan pelearle el espacio al gremio que conduce Juan Manuel Palacios, reclamaron que el beneficio de las seis horas sea extendido a todo el personal de Metrovías», aun para quienes no desarrollan sus tareas en condiciones «insalubres». Y cortaron las vías el viernes por la tarde, provocando la airada reacción de más de un usuario que se enteró de la imposibilidad de viajar al momento de querer hacerlo.

• Telegramas

«Como el paro es ilegal, procedimos a enviar los telegramas de despido a todas las personas que impiden que corran los trenes», dijo Ordóñez, «y solicitamos ante el juzgado de Instrucción Nº 9, del Dr. Francisco Ponte, el desalojo de las vías para que las formaciones puedan volver a circular. Lo hicimos el viernes, y lo aplicamos el sábado y el domingo; esperamos que en las próximas horas se resuelva la cuestión a favor de los usuarios, las verdaderas víctimas de este conflicto». Y si bien no existen cálculos de las pérdidas que provoca a la empresa y al fisco este paro «salvaje», es un hecho que mañana -cuando se retome la actividad plena- «habrá decenas de miles de trabajadores que podrán perder sus premios por presentismo, que podrán verse sancionados por llegar tarde, que tardarán mucho más tiempo para regresar a sus casas, que no harán a tiempo para recoger a sus chicos en la guardería».

Ante esta situación, hoy a las 9.00 personal de Metrovías intentará reabrir las puertas de su estación Constitución -terminal de la línea C, que une esa parada con la estación Retiro-, con la intención de hacer correr nuevamente los trenes. Desde ya, se espera que los activistas allí reunidos tratarán de impedir esta acción.

Dejá tu comentario