No hay pistas sobre las chicas desaparecidas en Núñez, pero la Policía sospecha del novio de una

Información General

Los investigadores de la policía bonaerense que intentan hallar a las dos adolescentes que desaparecieron tras pasar por el porteño colegio Raggio pusieron la mira en el novio de una de las chicas, un joven con prontuario judicial.

De todos modos, los responsables de la búsqueda de Florencia y Lihué aún no recibieron ninguna pista concreta que permita determinar cuál es el paradero de las dos menores que fueron vistas por última vez el pasado miércoles frente al colegio, ubicado en el cruce de las avenidas Libertador y General Paz.

De acuerdo con la principal hipótesis que se maneja, las chicas no ingresaron a la escuela y, en cambio, tomaron un tren rumbo al noroeste del conurbano bonaerense.

Los policías que llevan adelante las tareas de búsqueda creen, en este sentido, que un joven que mantiene un noviazgo con Florencia podría tener información sobre lo ocurrido con las menores.

Este joven, algo mayor que su novia de 16 años, es conocido en la zona del asentamiento conocido como Villa San Jorge y ya tiene entradas en las seccionales de la zona norte del conurbano.

Por otra parte, los familiares de las dos adolescentes ratificaron que, por el momento, "no hay novedades" sobre su paradero.

"A esta altura, ya no sabemos qué pensar, no sabemos qué pudo haber pasado con ellas. Esa es la realidad", dijo Sandra, la madre de Lihué, una de las chicas que se encuentra desaparecida.

Las dos menores habían partido de sus domicilios -en los dos casos en la zona norte del Gran Buenos Aires, en Florida y Don Torcuato- el miércoles a la mañana, como todos los días, hacia el Colegio Raggio, en el barrio porteño de Núñez, pero ese día no concurrieron a clases.

"Hasta el momento, lo único que sé es que mi hija no apareció, desgraciadamente no hay novedades", señaló en declaraciones radiales, la madre de Lihué.

Lihué, de 15 año, y María Florencia, de 16, "habían salido para el colegio, como todos los días y la última vez que las vieron aparentemente fue frente al colegio", añadió la mujer.

Luego, sostuvo: "Nosotros hicimos la denuncia en la comisaría 2da de Florida y sabemos que están trabajando".

"Nunca pensé que iba a estar pasando una situación así. Estoy desorientada", agregó la mujer.

Una información señaló que los padres de las chicas llamaron a los celulares de ambas y en una de las oportunidades alguien -que no era ninguna de las dos adolescentes- atendió el llamado.

Sin embargo, la madre de Lihué no quiso dar precisiones sobre ese punto: "Los teléfonos celulares no aparecieron", dijo, y agregó que no hubo comunicaciones hechas con el celular de su hija.

Por su parte, Claudio, el padre de la otra chica, María Florencia, de 16 años, aseguró que las adolescentes "no entraron al colegio y hasta ahora no aparecen".

"Sabemos que las están buscando y están haciendo todo lo posible por encontrarlas", agregó, y con respecto a los llamados hechos a los celulares, dijo: "Respondieron un par de veces pero después ya no respondieron más".

"Estamos todos esperando qué puede pasar. Hubo chicos que las vieron en la puerta del colegio, pero nos dicen que no entraron", añadió.

Dejá tu comentario