Las fuertes predicciones que Stephen Hawking dejó para el futuro de la humanidad

Información General

Entre lo que el reconocido científico preveía es que Donald Trump era una amenaza para la raza humana y consideraba factible la posibilidad de una guerra nuclear.

Stephen Hawking, el reconocido físico teórico, cosmólogo, astrofísico y divulgador de ciencia británico, fallecido el 14 de marzo de 2018, antes de partir dejó no solo las teorías más importantes sobre los agujeros negros, sino también predicciones para el futuro de la humanidad.

En lo que hubiese sido su 78° aniversario de nacimiento, esto es lo que Hawking preveía para los seres humanos respecto a naturaleza, enfermedades, algo de astrología y hasta política.

Destrucción nuclear

El físico inglés consideraba que Donald Trump era una amenaza para la raza humana y llegó a declarar que la posibilidad de una guerra nuclear sería inminente. Con solo un par de bombas atómicas, los efectos para el planeta Tierra y la humanidad serían desastrosos.

Inteligencia artificial

El profesor de Cambridge creía que la inteligencia artificial podría ser "lo mejor o lo peor que haya conocido la humanidad". Aunque pensaba que era una pieza fundamental del futuro de la civilización, también abogó por la creación de un instituto académico dedicado a estudiar su impacto.

El final de la Tierra

Como consecuencia de la sobrepoblación y la explotación de los recursos, Hawking creía que en 600 años, nuestro planeta se convertiría en "bola de fuego resplandeciente". En realidad no se refería a un futuro concreto, sino más bien a los efectos del calentamiento global.

La vida en el espacio

Debido a lo anterior, el físico inglés sostenía que el futuro de la humanidad sería buscar un nuevo hogar en el espacio. Para él, la mejor opción estaría en el sistema Rikel Centaurus, más conocido como Alfa Centauri. El científico estaba involucrado en el proyecto Breakthrough Starshot, que buscaba alcanzar este sistema en los próximos 20 años.

La gran pandemia

Hawking creía que el final de nuestra especie también podría provenir de una gran pandemia. En particular, sería extremadamente peligrosa una mutación de un virus ya existente, sobre todo si este tuviera efectos mortales para nuestro cuerpo.

Dejá tu comentario