Medio holandés publica foto de la hija de Máxima Zorreguieta y causa revuelo real

Información General

Se trata de una fotografía, en la que se muestra a la princesa Alexia en un evento que organizó el internado al que asiste desde hace unas semanas.

La princesa Alexia de Países Bajos, una de las hijas de la reina Máxima Zorreguieta, asistió a la "Semana Queer" que organizó el internado galés al que asiste junto a la princesa Leonor de España, un evento que visibiliza al LGBTIQ+.

Una encuesta de Vanitatis, un medio español, indica que el 32% de los alumnos de UWC Atlantic College se siente identificado con el colectivo, mientras que el 12% asegura tener dudas sobre su autopercepción.

Respecto al evento, este tuvo una duración de siete días conmemorativos, en los que se organizaron actos, desfiles y fiestas.

El escándalo inició cuando lució un atuendo que, para la familia real, es un tanto revelador.

La joven de 16 años se tomó una foto junto a sus amigas, las cuales finalmente fueron publicadas en Instagram y que hasta el medio holandés Ditjes en Datjes no dudó en postear, pese a las regulaciones que impuso la corona holandesa sobre su intimidad.

De hecho, al haberse subido a una red social, las fotografías se encuentran libres de censura por lo cual el Servicio de Información del Gobierno poco puede hacer contra estas imágenes.

Rick Evers, especialista en realeza, dijo: "Habría sido muy diferente si la imagen hubiera sido tomada por un fotógrafo de la prensa sensacionalista, por ejemplo. Pero ahora las fotos ya están en la red. No es agradable por parte del medio Ditjes en Datjes -por el hecho de que es una menor-, pero no creo que realmente haya sanciones. Es posible que puedan enviar un correo electrónico para que quiten el artículo, pero nada más".

Su padres, por su parte, hace más de veinte años hicieron un trato con los medios de comunicación para poder preservar su privacidad lo más posible. En este sentido, no se pueden publicar fotografías no deseadas y, en el caso de que esto ocurra, las autoridades pueden aplicar penas judiciales.

Un ejemplo es el que ocurrió en 2014, cuando la revista Nieuwe tuvo que pagar mil euros por publicar fotos de la princesa Amalia jugando al hockey.

Dejá tu comentario