Picada en Haedo: denuncian que adulteraron muestra de sangre de conductor

Información General

El abogado que representa a la familia de Lautaro Juárez, uno de los adolescentes que murió tras ser atropellado en una "picada" en Haedo, denunció que fue "adulterada con agua" la muestra de sangre extraída al conductor Diego Cuevas, por lo que no se podrá saber si estaba alcoholizado al momento del hecho.

El querellante Luis Rapazzo dijo este martes que la información ya fue puesta en conocimiento de la fiscal de Morón Valeria Courtade, quien realizó la denuncia correspondiente para que se investigue lo sucedido.

"El lunes llamó la jefa de peritos de la policía provincial y habló con la doctora Courtade, a quien le informó que el estudio de alcoholemia no se podía realizar porque la sangre había sido diluida aparentemente con agua", expresó.

Según la información aportada por Rapazzo, la muestra "había llegado sin la debida cadena de custodia a La Matanza y de ahí a La Plata", es decir donde iban a realizarse los estudios para detectar si Cuevas había tomado alcohol o consumido marihuana antes de sentarse al volante del auto con el que atropelló a Juárez e hirió a otros cinco jóvenes, entre ellos a su primo, Manuel Lastra (16), quien murió en la noche del lunes en un hospital.

"Esto arranca cuando sacan la muestra, a partir de ahí tiene que investigar la fiscal Courtade, quien hoy mismo hizo la denuncia", dijo el letrado. Para Rapazzo la contaminación de la prueba no fue por negligencia y significa que ahora no se podrá saber en qué estado estaba Cuevas cuando conducía: "Es imposible ahora reconstruir, lo único que se puede determinar es el ADN", dijo.

El querellante dijo que, según sabe, son entre tres y cinco personas quienes intervienen y deben seguir un protocolo en cuanto a la extracción de sangre, la preservación y el traslado de la muestra, siempre lacrada, hasta el lugar donde debe analizarse. "Acá no hay negligencia, esa no me la creo. Como no informaron eso en el momento, sino después de 23 días, es una falta tremenda", exclamó.

Por su parte, la defensa de Cuevas, a cargo del abogado Marcelo Mazzeo, dijo este martes a Radio Provincia, que "en la causa no está acreditado que haya tomado alcohol, ni que haya consumido marihuana" e insistió en que su cliente "no corría picadas". Afirmó además, que el joven "está destrozado" y que las víctimas "cambiaron la versión de los hechos a medida que fueron transcurriendo los días" porque en realidad "no vieron nada".

"No corría picadas", remarcó Mazzeo, tras lo cual explicó que el accidente se produjo como consecuencia de que un Volkswagen Bora de color negro chocó el vehículo de su defendido y eso "desencadenó el accidente".

Por su parte, María Angélica Guaraz, la mamá de Lautaro y tía de Manuel, los dos jóvenes que fallecieron como consecuencia de haber sidos atropellados por el adolescente Cuevas, convocó a una marcha para el próximo jueves frente a los tribunales de Morón, para reclamar justicia. "El jueves vamos a marchar a los tribunales. Vamos a pedir más que antes, pero ya no sabemos cómo hacerlo", dijo la mujer. También cuestionó la tarea del juez Alfredo Meade, quien dispuso la libertad de Cuevas, y dijo: "Queremos presos a todos los que firmaron la libertad de este asesino".

Dejá tu comentario