18 de diciembre 2013 - 13:10

Piden indagatoria de alumno que amenazó a rector del Nacional

El fiscal federal Gerardo Pollicita pidió la declaración indagatoria de un alumno del Nacional Buenos Aires por amenazas al Rector Gustavo Zorzoli, para que quitase las sanciones impuestas a varios estudiantes que provocaron destrozos en la institución durante una toma que tuvo lugar entre el 17 y el 27 de septiembre pasado.

El 21 de octubre, Zorzoli recibió en su casilla de mail del remitente [email protected] :"saca las sanciones o se te pudre todo la puta que te parió mirá que sabemos donde vivís", y al día siguiente la esposa del rector recibió un llamado telefónico del mismo tono.

Si bien la casilla del remitente es de otro alumno, para el fiscal Pollicita está acreditado que fue el alumno Tomás Carrera de Souza quien realizó la amenaza.

Es que el mail fue enviado desde una computadora perteneciente a otro alumno y utilizando otra casilla que no es la de Carrera de Souza, pero luego se acreditó que éste utilizó una notebook de un compañero y se logueó desde una casilla de otro.

Es que en un encuentro que mantuvo Zorzoli con el papá de Carrera de Souza, reconoció que su hijo podría tener "cierto grado de responsabilidad en el envío de la amenaza".

Al día siguiente en un encuentro con el Rector, el alumno Carrera de Souza admitió ser quien envió el mail con la amenaza y pidió disculpas por medio de una carta que luego le entregó.

"Estoy arrepentido por haber sido partícipe del mail agraviante", escribió el alumno en ella donde además aclaró que tomó conciencia "que la picardía no era tal, sino que resultó ser una agresión gratuita y sin sentido".

En su pedido, Pollicita pidió que el alumno fuese acusado por el delito previsto en el segundo párrafo del artículo 149 bis del Código Penal que "reprime con prisión o reclusión de dos a cuatro años al que hiciere uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad".

"El correo electrónico remitido por Carrera de Souza anunciaba un daño futuro para el Rector del Colegio y que de este modo pretendía obligar Zorzoli a retirar el pedido de sanciones formulado en relación a los alumnos que entre el 17 y el 27 de septiembre participaron de la toma de la institución", remarcó el fiscal.

En ese sentido, aseguró que la amenaza tuvo "suficiente seriedad, gravedad e idoneidad".

Mientras tanto, el fiscal interviene en otra investigación paralela junto con el juez Norberto Oyarbide por los destrozos que alumnos provocaron en el Colegio y en la Iglesia San Ignacio de Loyola, ubicada junto a aquel.

Si bien hasta el momento no hay citados a indagatoria sí se sospecha de la participación de al menos cinco alumnos en esos hechos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar