Prohíben conducir al hijo de Aliverti

Información General

El locutor Pablo García, quien a un vigilador en la autopista Panamericana, fue declarado en rebeldía por un juzgado de Faltas bonaerense al no presentarse a declarar y quedó inhabilitado para conducir vehículos. Además, el juez de Faltas de Don Torcuato, en el partido de Pilar, Rodrigo Senestrari, le impuso una multa de 6.589 pesos y la obligación de asistir a un curso de seguridad vial.

El juez de Faltas de Don Torcuato, en el partido de Pilar, Rodrigo Senestrari, aseguró que García estaba citado y "tras la media hora de espera que otorga el Código de Faltas, se lo declaró en rebeldía".

Esta causa administrativa se originó a raíz de la infracción de tránsito que se le labró a García cuando la Policía Vial comprobó que conducía alcoholizado la madrugada que atropelló y mató al vigilador Reinaldo Rodas (53) en el kilómetro 52 de la autopista Panamericana.

El juez explicó que "el hecho de no presentarse ante el juzgado a presentar su descargo, es considerado como un agravante". "Fue notificado el 22 de febrero último personalmente que la audiencia para presentarse ante este juzgado de Faltas era hoy a las 11", señaló Senestrari.

El juez aclaró que la causa administrativa por la infracción de tránsito que tramita su juzgado, "transcurre de forma paralela e independiente a lo que ocurre en la causa penal", que tiene a su cargo la fiscal de Pilar, María Inés Domínguez. "Acá se inició una actuación por la infracción de tránsito que cometió García al manejar con 1,45 grados de alcohol, cuando el máximo permitido es 0,5", destacó el juez.

Según agregó Senestrari, "lo que determina la ley para cualquier tipo de infracciones de tránsito en la provincia de Buenos Aires, es la inhabilitación para conducir, una multa económica, la realización de cursos y hasta el arresto". 

El accidente ocurrió el domingo de la semana pasada cuando García circulaba a bordo de su Peugeot 504 y atropelló a Rodas, quien se movilizaba en una bicicleta por la banquina de la Panamericana y se dirigía a trabajar como vigilador privado en el country "Mapuche".

Según la sospecha de los investigadores, a raíz del impacto, Rodas se incrustó en el parabrisas y quedó dentro del habitáculo del conductor. García condujo con su víctima unos 17 kilómetros hasta el peaje de la autovía en la localidad bonaerense de Pablo Nogués, donde le dijo a la empleada del lugar que había atropellado a una persona.

Además apareció un nuevo testigo del accidente. Se trata de hombre llamado Néstor -su apellido se mantuvo en reserva- que circulaba en moto junto a un amigo a pocos metros del lugar en el que se produjo el accidente, el 17 de febrero en la Panamericana, a la altura del partido bonaerense de Pilar.

El hombre asegura que tras el impacto, ocurrido en la banquina de la autopista, pudo observar que el Peugeot 504 de García nunca se detuvo y que retomó a toda velocidad la mano rápida de la autopista.

El hombre aseguró que el conductor de la moto, quien también se presentaría, fue el que lo impulsó a prestar su testimonio y que en las próximas horas se va a presentar a brindarlo en la Fiscalía de Pilar.

Dejá tu comentario