20 de julio 2014 - 22:19

Robaron un auto, chocaron y casi provocan una tragedia

Robaron un auto, chocaron y casi provocan una tragedia
Un auto que transitaba a alta velocidad por la avenida Rivadavia chocó a otros tres vehículos que estaban parados a la espera de la luz verde del semáforo en la intersección con Hortiguera, en pleno barrio porteño de Caballito.

Según las primeras informaciones extraoficiales, el auto que ocasionó el siniestro habría sido robado minutos antes en la zona de Rivadavia y Nazca, en el barrio de Flores, por el joven que lo conducía al momento del choque y terminó detenido tras sufrir heridas leves.

Se trata de un Volkswagen Polo que transitaba por Rivadavia mano al centro a alta velocidad cuando su conductor perdió el control e impactó desde atrás contra otros dos coches particulares y un taxi.

"El flaco (por el conductor) venía pasando semáforos en rojo desde varias esquinas atrás pero acá había coches esperando la luz verde y no tenía por donde pasar, por lo que clavó los frenos, chocó a los otros autos y volcó", dijo un testigo del siniestro al canal de noticias C5N.

El Polo chocó al taxi y a un Renault Clio cuyos conductores esperaban la luz verde del semáforo, y también a un Volkswagen Gol que estaba estacionado y terminó arrastrado por la inercia del impacto y estrellándose contra un puesto de diarios que quedó destruido.

"El dueño del puesto de diarios había salido hacía dos minutos a repartir diarios y cuando volvió se encontró con que su kiosko estaba desintegrado", dijo otro testigo en declaraciones a la prensa en el lugar del hecho.

Tras el choque, el conductor del Polo salió solo del vehículo con algunas heridas leves y aseguraba que él no tenía "nada que ver" con lo sucedido y habría intentado escapar, pero fue sujetado por el taxista víctima del choque hasta que pocos segundos después llegó la Policía.

Junto al presunto delincuente fueron demorados otros dos jóvenes que aparecieron en el lugar para socorrerlo, dado que los investigadores deben establecer si fueron partícipes del robo del coche en el barrio de Flores, a unos 2.500 metros del lugar.

Asimismo, pocos minutos después del incidente llegaron a Rivadavia y Hortiguera quienes serían los propietarios del Polo, quienes señalaron al joven que lo conducía como quien lo sustrajo y también a los otros dos jóvenes como sus cómplices.

Dejá tu comentario

Te puede interesar