Ronda Cultural, un programa para hacer de la visita al museo una experiencia

Información General

"Si un museo no emociona e interpela se convierte en un guardador de cosas". La frase corresponde a Araceli Bellota, directora nacional de Patrimonio y Museos, quien tiene a su cargo el destino de casi 30 museos que dependen de la Nación. Desde 2014, articula junto al Ministerio de Planificación y Desarrollo el programa Ronda Cultural, un programa de paseos gratuitos destinado a visitar los principales museos nacionales de la Ciudad que este año amplió su oferta de 8 a 12 instituciones.

El paradigma museístico que se fue transformando en los últimos años incorporó la experiencia al marco de la visita. Los museos dejaron de ser lugares exclusivos de elites y entendidos y buscan incorporar nuevos públicos. Estos nuevos visitantes ya no acuden solo a contemplar, quieren que las instituciones los interpelen, les brinden una experiencia. Desde las carteras de Cultura y Planificación tomaron nota de la necesidad y pusieron manos a la obra para acercar el patrimonio artístico y arquitectónico a la gente.

La propuesta de Ronda Cultural es sencilla y, por ahora, parece efectiva. Los fines de semana, previa inscripción vía web, combis parten desde las oficinas ubicadas en la intersección de Leandro N. Alem y Sarmiento con destino a tres museos. Por día se realizan dos salidas, cada una con un circuito diferente con una duración aproximada de tres horas. La actividad es totalmente gratuita.

En uno de los recorridos, al que fue invitado ámbito.com, la visita inicia en el Museo Nacional de Arte Decorativo. Ya en la combi, los guías se encargan de poner en sintonía de Belle Epoque a los participantes con anécdotas de las calles que transitan y las esculturas que se ven. Mezcla de orientadores y motivadores, sus intervenciones a lo largo de todo el recorrido resultan más que efectivas.

En el edificio que supo ser el palacio de la familia Errázuriz Alvear, los salones de baile, el jardín de invierno y el lugar para recibir a las visitas se mezclan con los relatos de anécdotas, origen de los objetos y un imponente cuadro de El Greco.

El circuito continúa en el Palais de Glace, edificio que supo ser pista de patinaje entre 1910 y 1915, cuando se transformó en el primero salón destinado a bailar el tango. Allí la visita se enfoca en la muestra que este en exhibición. Luego habrá unos minutos libres para que los visitantes recorran por su cuenta el lugar. Hay que procesar toda la información que se recibe y prepararse para la última parada.

En el límite entre San Telmo y La Boca se erige el Museo Histórico Nacional, exresidencia de la familia Lezama. En medio de la ciudad, este edificio resulta un oasis de tranquilidad con sus jardines y su invitación a volver por un rato a los tiempos coloniales. La última parada de los cuatro circuitos que se ofrecen incluye una intervención artística vinculada al guión del museo.

El patrimonio del MHN se logró gracias al aporte de objetos de los principales forjadores de la Patria por parte de sus descendientes. Así, es posible armarse un panorama de cómo pasó sus últimos días José de San Martín gracias a la reconstrucción de la habitación con los muebles originales donde murió en Boulogne-sur-mer. También se puede tener de primera mano una idea de cómo atravesó la Cordillera de los Andes ya que el museo cuenta con su catre de campaña, su escribanía y hasta un poncho confeccionado por indios pehuenche que utilizó durante la cruzada.

Más adelante, un cuadro intenta reconstruir el momento en el que se entonó por primera vez el Himno Nacional argentino en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson. En esas tertulias de debate, bailes, lectura y conspiración se habrían conocido San Martín y Remedios de Escalada. Irrumpen en escena un grupo de actores vestidos de época que para representar el momento. La visita se convirtió en experiencia.

Ronda Cultural, programa del Plan Nacional Igualdad Cultural, organiza recorridos para escuelas y adultos mayores durante la semana y los fines de semana para el público en general. Para inscribirse hay que ingresar a ronda.igualdadcultural.gob.ar, elegir el recorrido y reservar el lugar. Los sábados a las 14.30 se visita el Museo de Arte Decorativo, el Palais de Glace y el Histórico Nacional; a las 15.30 la Manzana de las Luces, la Casa Nacional del Bicentenario y el Museo Casa de Ricardo Rojas. El domingo, en el primer horario el Museo Histórico Sarmiento, la Casa de Yrurtia y el Museo de Malvinas e Islas del Atlántico Sur; a las 15.30 el Museo de Bellas Artes, el Cabildo y el Museo Evita.

Dejá tu comentario