Un corte de trenes revivió el fantasma de los incidentes en Constitución

Información General

El servicio de trenes de la ex línea Roca y el Belgrano Sur comenzó a normalizarse esta tarde cuando se levantó el paro de señaleros y salieron los primeros trenes desde la estación Constitución hacia el sur y el oeste del conurbano bonaerense.

Momentos antes de las 17:00, desde los parlantes de la estación comenzaron a repetir incesantemente el destino de las formaciones y el andén desde el cual partirían.

La oficina de informes, que minutos antes estaba vacía y protegida por un oficial de la Policía Federal, retomó también su labor normalmente y dos empleados de Metropolitano comenzaron a responder las consultas de los pasajeros.

Sin embargo, aún continuaban pegados media docena de carteles impresos de urgencia en hojas oficio, con la leyenda: "Servicio eléctrico y diesel interrumpidos por paro de señaleros".

Durante la hora y cuarto en que no funcionaron los trenes, la estación terminal de Constitución fue dominada por un clima de marcada tensión e incertidumbre.

En ese marco, la empresa que controla el servicio abrió los molinetes y habilitó a los pasajeros a ingresar a los andenes, a la espera de que se reanudara el servicio interrumpido.

La medida de fuerza de los señaleros -que reclaman el pago de un retroactivo comprometido por la empresa- afectó tanto el servicio de la ex línea Roca, que une la Capital con el sur del Gran Buenos Aires, como a la línea Belgrano Sur, que conecta con el oeste del conurbano bonaerense.

Ambos servicios de trenes se encuentran en un proceso de transición luego de que le fueran canceladas las concesiones al grupo Taselli, en medio de la crisis que provocó el 16 de mayo una revuelta de pasajeros en Constitución, ante las demoras en la circulación de las formaciones.

En la estación Constitución, mientras tanto, se registraba un importante operativo de seguridad, montado por la Policía Federal.

Dejá tu comentario