24 de marzo 2007 - 00:00

Una Plaza y dos actos por separado en repudio al golpe del 76

Miles de personas se hicieron presentes ayer en Plaza de Mayo.
Miles de personas se hicieron presentes ayer en Plaza de Mayo.
A 31 años del último golpe de Estado, agrupaciones de Derechos Humanos, sociales y políticas exigieron ayer la "aparición con vida" del testigo Julio López y el el "rápido castigo a todos" los responsables de la dictadura.

Divididos en dos movilizaciones multitudinarias los organismos en sintonía y oposición al Gobierno confluyeron en la Plaza de Mayo para homenajear a las víctimas del terrorismo de Estado, en un nuevo aniversario del comienzo de la última dictadura y ocasionaron disturbios en el tránsito por el microcentro porteño.

Luego de movilizarse desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hasta la Plaza, las agrupaciones en línea con el oficialismo -que arriesgaron la cifra "50 mil participantes"-, se concentraron frente a la Casa de Gobierno para efectuar el primer acto de recordatorio a los desaparecidos, luego del secuestro de López, ocurrido hace más de seis meses.

Por esta razón, el acto por el aniversario del último golpe de Estado puso claro énfasis en el albañil, a quien consideraron el desaparecido número "30 mil uno" de la Argentina.

"Si no hay justicia, vuelve a pasar. No importa cuántas vueltas hayamos dado a la Pirámide (de Mayo), ni cuántos genocidas hayamos escrachado. Por todos las veces que se volvió a usar la picana en una comisaría, y por Jorge Julio López, se debe llegar a la justicia", expresaron en una declaración consensuada.

La "declaración" conjunta afirmó: "Cuando se mete la mugre debajo de la alfombra, lo que pasa no deja de pasar. Los hechos nos dan la razón. Julio López, que sobrevivió al horror y tuvo el coraje de rehacer su vida y declarar contra uno de los criminales más sádicos -Miguel Etchecolatz-, hoy es una silla vacía más".

Si bien reconocieron que la gestión de Néstor Kirchner fue la que más "los escuchó" desde el retorno de la democracia, los organismos reclamaron al Estado nacional el aceleramiento de los procesos en contra de los represores.

Recalcaron que a pesar de la quita de las Leyes del Perdón sólo se han "juzgado y condenado a dos genocidas" -Etchecolatz y Julio Simón- y subrayaron que se les deben dar "cárceles comunes, cadena perpetua y efectiva", ya que "los represores se están muriendo sin condena".

Además, a través del documento conjunto exigieron la implementación de una "política global de protección a los testigos y querellantes" de los juicios relacionados con la dictadura, para evitar que vuelvan a suceder episodios como el de Julio López.

Por su parte, los integrantes de la multisectorial Encuentro Memoria Verdad y Justicia -que dijeron haber reunido a más de 40 mil personas- coincidieron en reclamar el "juicio y castigo" a los partícipes de la dictadura y la "aparición con vida" de López.
Con un discurso más duro contra el Gobierno nacional, los manifestantes se concentraron en la plaza cuando concluyó la otra movilización y exigieron la "nulidad inmediata de los indultos a genocidas".

También consideraron que "indigna que el presidente (Néstor Kirchner) se niegue a conseguirlo".

Luego de marchar desde la Plaza del Congreso, pidieron "el juicio y castigo a los apropiadores de bebés, a los médicos y parteras que participaron de ese delito; y la restitución de la identidad a los jóvenes apropiados".

"Este no es un 24 de marzo más. Hoy en esta plaza no está Julio López y eso acusa impunidad. Por eso, exigimos al Gobierno su aparición con vida ya", dijeron a través del comunicado firmado por las 354 organizaciones que integran la multisectorial.

En este marco, recordaron que el año pasado lograron "que en el primer juicio oral a un genocida el pueblo dijera presente y consiguiera que Miguel Osvaldo Etchecolatz fuera condenado a cadena perpetua con cárcel común hasta el fin de sus días".

Sin embargo, indicaron que todavía "el 95 por ciento de los genocidas sigue impune".

Además, acusaron directamente a ex represores de "secuestrar y desaparecer" a López y "amenazar" a todos los testigos que participaron de ese juicio.

"Ellos, los genocidas, saben que esa sentencia (la de Etchecolatz) puede ser la puerta para condenarlos a todos y no sólo a las cúpulas o a los pocos que puedan ser reconocidos por los sobrevivientes. Por eso, durante meses amenazaron a los compañeros que participaron de ese juicio y secuestraron y desaparecieron a López", sostuvieron durante el acto.

En tanto, las agrupaciones en línea con el Gobierno celebraron que se haya impedido "el ingreso de (Luis) Patti a la Cámara de Diputados" y destacaron el proyecto oficial de construir un "Parque de la Memoria para que ni esta generación ni las futuras, se olviden de los que entregaron su vida en pos de la libertad".

"El 24 de marzo es un día de balance, por eso, reivindicamos nuestro compromiso con la lucha y exigimos al Estado nacional que no haya ningún desaparecido más; que se condenen a los represores; y que se sepa la verdad sobre lo que pasó con todos los desaparecidos", afirmaron.

Los organismos también recordaron al periodista Rodolfo Walsh y, a modo de homenaje, leyeron la "Carta Abierta a la Junta Militar" que escribió antes de su desaparición y que -según señalaron- fue su "sentencia de muerte".

Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora, aseguró que Walsh "fue un ejemplo para todos los periodistas, porque expresó lo que sentía a costa de su propia vida".

Del primer acto participaron la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estala de Carloto; Cortiñas, por Madres Línea Fundadora; Adolfo Pérez Esquivel y representantes del CELS; Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; Fundación Memoria Histórica Argentina, Hermanos de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia; H.I.J.O.S. Capital; Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; y SERPAJ.

Por la multisectorial, estuvieron presentes militantes de la FUBA; Partido Obrero; Corriente Clasista Combativa; MAS; H.I.J.O.S; agrupación Libres del Sur; y Asociación Ex detenidos-desaparecidos, entre otras tantas agrupaciones, que generaron algunos incidentes durante su desconcentración.

Dejá tu comentario

Te puede interesar