Comercios fronterizos "extrañan" a uruguayos por caída de ventas

Información General

Desde el Centro Comercial e Industrial de Salto informaron que hubo fuertes aumentos en las ventas en alimentos y productos de limpieza por la imposibilidad de ingresar a la Argentina.

Hace un año, una imagen muy frecuente era la de los uruguayos cruzando hacia Argentina en busca de alimentos, ropa y hasta nafta. En ese entonces, la devaluación generó que les resulte más conveniente hacer las compras en ciudades como Concordia o Colón en Entre Ríos que en su propio país. Los comercios de Argentina, festejaban.

Ahora bien, el cierre de las fronteras dejó aquella postal sólo como una anécdota. Hace pocos días Leandro Lapiduz, presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Concordia y la Región, sostuvo que si el cruce fronterizo se abriera para que los uruguayos entrasen a consumir, la recuperación se podría lograr en menos de dos meses. “En ciudades con frontera el 75% del consumo en restaurantes era de uruguayos favorecidos por la situación cambiaria”, explicó en un comunicado, donde agregó que en la provincia cerraron cuatro hoteles y tres restaurantes en tan sólo una semana y de persistir esta situación se verán “más cierres”.

Por su parte, en las vecinas Salto y Paysandú “festejan” que las ventas en los comercios por fin crecieron y se lo atribuyen justamente a la imposibilidad de los uruguayos de hacer sus compras en la Argentina. Cabe destacar que, por ejemplo Concordia, dista a tan sólo 30 km de Salto, el segundo departamento más grande de Uruguay. Se trata de una distancia relativamente corta, por eso previo al cierre de fronteras era común que vengan a consumir al país.

“Que esté cerrada la frontera de alguna manera protegió a los comercios del lado uruguayo. Si bien bajaron las ventas por la pandemia, no le quedó otra alternativa al consumidor uruguayo que comprar acá. Lo que más aumentó en ventas es la canasta básica y los productos de limpieza, donde suele haber una fuerte diferencia de precios”, aseguró Atilio Minervine, presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS). "Estamos trabajando con el Centro de Comercio de Concordia y de ciudades hermanas de Uruguay planteando herramientas para aliviar la carga fiscal y para buscar métodos de devolución de algunos impuestos en la compra de ciertos productos. Queremos lograr un equilibrio para una buena convivencia con los centros comerciales del otro lado”, recalcó. Según Minervine, en Colón, Entre Ríos, los comercios sufrieron caídas en las ventas de hasta un 40%.

De acuerdo con un reciente informe del CCIS y el Centro Comercial e Industrial de Paysandú, productos como la harina y el arroz incrementaron sus ventas en un 100%, productos de limpieza 82%, sal 176%, vino 91%, fideos 39% y aceites 73%.

Distinta es la situación de otras zonas fronterizas, como Misiones. Por la imposibilidad de cruzar a Paraguay, donde muchos suelen ir a hacer shopping por los bajos precios, los comercios misioneros vieron incrementadas sus ventas.

Dejá tu comentario