Ya son 42 los muertos por huracán que azota norte y centro de Europa

Información General

La tempestad que azotó una parte de Europa causó al menos 42 muertos, según el último balance del viernes a mediodía, perturbando seriamente el tráfico aéreo y ferroviario e interrumpiendo el suministro de petróleo ruso hacia algunos países centroeuropeos.

El viernes hacia las 11H00 GMT los informes señalaban 12 muertos en Gran Bretaña, 11 en Alemania, seis en Holanda, seis en Polonia, tres en República Checa, dos en Francia y dos en Bélgica.

El suministro de petróleo ruso hacia Europa central (Eslovaquia, Hungría y República Checa) a través de Ucrania quedó interrumpido desde el jueves en la noche a causa de un corte de electricidad causado por la tempestad, anunciaron el viernes las autoridades ucranianas.

Al menos 12 personas murieron en Gran Bretaña, entre ellas un niño de 2 años que falleció cuando un muro de ladrillos se desplomó, indicaron fuentes oficiales.

La caída de otro muro provocó la muerte de una mujer de unos 60 años.

Cuatro hombres murieron en accidentes de tránsito, ya fuera por árboles que cayeron sobre sus vehículos o por haber perdido el control a causa de los fuertes vientos, que en algunos sitios rondaron los 150 km/h.

Un octogenario murió de una crisis cardíaca y otro fue lanzado por el viento contra una cortina metálica, falleciendo de inmediato.

Por último, otros dos hombres fueron víctimas de caídas de árboles.

Once personas perecieron en Alemania en accidentes causados por el temporal que afectó a Europa durante la noche del jueves, mientras seguía evacuada la estación de Berlín la mañana del viernes debido al desplome de una viga metálica, según la policía.

En Baviera (sur), un niño de 18 meses murió en Munich, aplastado por una puerta arrancada de cuajo por el viento. En Augsburgo, un hombre de 73 años también murió aplastado por la puerta de una granja.

En Renania del Norte Wesfalia (oeste), cuatro personas fueron aplastadas por árboles, incluyendo a dos bomberos de 39 y 50 años de edad.

En Alta Sajonia (este), un hombre fue sepultado por una pared que se hundió en un restaurante. Tres automovilistas fueron aplastados por árboles en el país de Bade (suroeste), Hildesheim (centro) y Strausberg, cerca de Berlín.

Según los medios de comunicación, el temporal bautizado "Kyrill" en Alemania era el más fuerte en el país en los últimos 30 años, con ráfagas de hasta 200 km/h.

La estación central de Berlín, la mayor de Europa, fue evacuada la noche del jueves tras desplomarse una viga de acero por efecto del viento, anunció la compañía de ferrocarriles. El tráfico seguía interrumpido la mañana del viernes.

La viga de dos toneladas, en el ala suroeste de la estación, se desplomó desde una altura de 40 metros y dañó en su caída otras dos vigas, indicó la Deutsche Bahn en un comunicado.

La tempestad dejó al menos seis muertos en Polonia, donde se produjeron cortes del suministro eléctrico y perturbaciones del tráfico ferroviario durante la noche del jueves al viernes.

Un árbol que cayó sobre un coche el viernes en la mañana en Kostrzyn (oeste) mató a su conductor. La pasajera de otro coche que embistió un árbol que había caído en Belchatow (oeste) también resultó muerta, según la radio pública polaca.

Un hombre de 48 años murió aplastado por el techo arrancado de su casa en Zaborow, en la región de Varsovia. En Katowice (Silesia, sur), el operador de una grúa de 15 metros de altura que se rompió con el viento murió instantáneamente, informó la agencia de prensa PAP.

Numerosas localidades, sobre todo en la región de Wroclaw (suroeste) y alrededor de Varsovia, quedaron privadas de electricidad.

La vía férrea entre Cracovia (sur) y la estación de ski de Zakopane quedó cortada por la caída de un poste de alta tensión debido al viento que soplaba a 120 km/h.

Un sector de la autopista entre Varsovia y Poznan (oeste) quedó parcialmente bloqueado por postes eléctricos que cayeron sobre la calzada.

En Holanda la tempestad causó cuatro víctimas, de las cuales dos automovilistas que murieron al caer un árbol sobre su vehículo en el centro del país.

En Francia murieron dos personas, una de ellas una mujer que iba en un vehículo alcanzada por un poste eléctrico que cayó. Unas 67.000 personas se quedaron sin electricidad por la tarde en el norte del país.

En Bélgica la tempestad causó dos muertos y dos heridos graves.

En la República Checa murieron tres personas cuando el viento derrumbó varios árboles.

En el Océano Atlántico, frente a las costas de Francia, los 26 tripulantes de un portacontenedores británico fueron rescatados sanos y salvos.

En Holanda, la estación principal de Amsterdam fue evacuada por la caída de una parte del tejado por un viento a 130 km/h.

Dejá tu comentario