Deportes

La otra cara del éxito deportivo de San Lorenzo: el pasivo asciende a más de $ 800 millones

La alegría por la clasificación a la Copa Libertadores de América 2018 se esfumó en Boedo una vez que se conocieron las cifras del Balance 2017/2018. El mismo arroja un pasivo de $ 802.600.000 pesos, que incluye $ 212.860.000 de deuda por la compra del predio del Viejo Gasómetro y estimación de la construcción de playa de estacionamiento para el futuro estadio. Por ende, el pasivo neto es de $ 589.730.000 que, si se lo compara con los datos del balance anterior, representan una suba de $ 290.970.000.

Gracias a los artilugios técnicos que significaron las inclusiones de la transferencia de Ezequiel Cerutti al fútbol árabe ($ 44.240.000) a pocos días de la reanudación del campeonato y el Fideicomiso por la Vuelta a Boedo ($ 83.320.000) concluyeron un superávit de apenas $ 436.617. Sin embargo, la institución, que preside Matías Lammens, pierde alrededor de $ 10.000.000 por mes, lo que representa un déficit ordinario de $ 116.000.000.

Del monto total de la deuda, $ 192.920.000 ya venció y dentro de tres meses finalizará el plazo para el pago de $ 194.800.000. En tanto que la deuda por Retención al Impuesto a las Ganancias asciende a $ 75.180.000.

A esto se le suma que, en las últimas horas, se conoció un reclamo de la Federación Danesa de Fútbol que, en representación del Copenaghe, exige el pago de una deuda por 500.000 euros por la transferencia de Franco Mussis hace ya dos años. Esta no es la primera vez que una institución reclama el pago de un pase. En su momento, Estudiantes exigió el dinero correspondiente por la venta de Cerutti.

Asimismo, en el Balance figuran $ 56 millones en concepto de mutuos otorgados por directivos y allegados que, en el mediano plazo, deberán ser devueltos por la institución.

La oposición está preocupada por esta situación. El presidente de Volver a San Lorenzo, César Francis, hizo un pedido de documentación respaldatoria para realizar un análisis del Balance Contable, alertado por el pasivo y el déficit ordinario.


En detalle, pidió documentos respaldatorios de los cuadros financieros del último periodo, informe de juicios, contratos del plantel profesional, contratos publicitarios, documentos de compra y venta de jugadores, mutuos firmados, cheques diferidos, extractos bancarios del periodo, cantidad de socios y evolución, cálculo de previsión para créditos irrecuperables, deudas por compra de futbolistas, deudas por sueldos, deuda por premios a pagar, deuda con AFA y de las retenciones por Impuestos a las Ganancias.

Estado de alerta

La delicada situación económica tiene entre sus orígenes la disputa política entre Lammens y el vicepresidente en uso de licencia, Marcelo Tinelli. El aumento de los recursos económicos, a partir del incremento de la masa societaria; y el sponsoreo, los logros deportivos; y la contratación de jugadores y entrenadores destacados parecen haber quedado en el olvido. Luego del enojo del conductor televisivo con su otrora ahijado político, a partir del desplante de este al aliarse a Daniel Angelici en AFA luego del 38 a 38, vínculo que se cortó al poco tiempo, la deuda y el déficit fueron creciendo de la mano de la pérdida de jerarquía del plantel profesional.

Tinelli continuó al frente del básquet, que, en poco más de dos años, obtuvo el bicampeonato de la Liga Nacional, la Liga de las Américas, el Super 4 y la Supercopa, además de hacer una gira exitosa por España donde venció al Real Madrid y el Barcelona y por la NBA, donde le jugó de igual a igual a un equipo alternativo de Toronto Raptor. El éxito del básquet contrasta con la opacidad del fútbol, manejado por Lammens, que desde hace dos años no es protagonista de torneos locales e internacionales.

Según versiones que circulan por Boedo, el animador televisivo volvería a meter los dos pies en la institución con el objetivo de reforzar al plantel, acelerar el regreso a Avenida La Plata y buscar recursos genuinos para hacer frente al creciente pasivo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario