Diferenciarse: la clave para seducir a los consumidores

1.jpg

El whisky es una bebida con gran historia que fue adoptando, con el correr de los años, una multiplicidad de propuestas para conquistar paladares muy diversos. Whisky de grano o de malta, escocés, irlandés, estadounidense o hasta japonés son algunas de las principales características responsables de esta diversidad.

En este contexto, para las marcas de todo el mundo es muy importante encontrar elementos que les permitan diferenciarse frente a sus competidores y convertirse en la elegida por los consumidores.

El tipo de barrica que se elige a la hora del añejamiento del Whisky es considerado uno de los elementos de innovación más utilizado por las marcas. Dentro de las barricas, el destilado va absorbiendo aroma, sabor y color de la madera; ganando cuerpo y complejidad, al mismo tiempo que se va suavizando.

Las barricas que se emplean en el proceso de producción de Whisky son muy variadas. Existen barricas de roble americano que tienen alto contenido de vainillin y lactonas; se someten a un intenso tostado al ser carbonizadas por dentro. Esto permite abrir los poros de la madera, y que el spirit pueda penetrar más fácilmente. También carameliza los azúcares, generando notas de vainilla, créme brûlée y miel encontradas en muchos bourbon.

Por otro lado, se pueden emplear Barricas de roble ex jerez que se utilizan actualmente para añejar Whisky escocés. Las más utilizadas son las que contuvieron Jerez Oloroso, pero también para algunas etiquetas se usan barricas Ex Fino, Ex Amontillado, Ex Palo cortado, entre otros.

Whiskies madurados en barricas de ex Oloroso, muestran más notas de fruta madura, pasas, canela, higos y frutos secos. Muchos expertos están de acuerdo en que las barricas de Oloroso aportan una textura más suave y oleosa al Whisky. Otra opción son las barricas de roble ex cognac cuya madera proviene de los bosques de Troncais o Limousin.

Uno de los productos de la marca es Chivas Mizunara, que une el arte escocés de mezclar whiskies con las barricas de Roble Mizunara, de la región de Japón, para crear una expresión única y novedosa. Estas barricas son extremadamente raras y renombradas por su distintiva naturaleza porosa, que imparten al Whisky complejas notas de madera de sándalo, coco, especias exóticas, kara (incienso japonés) y un sutil pero distintivo final especiado.

Chivas Regal fue uno de los pioneros en crear un estilo de Blended Scotch Whisky suave y continúa distinguiéndose en los 150 países donde se encuentra presente, perfeccionando el arte de mezclar whiskies para poder ofrecer propuestas disruptivas a sus consumidores año tras año y permitirles sumergirse aún más en el mundo de los Blends. Porque para Chivas, tanto en el whisky como en la vida, el éxito está en la mezcla.

(*) Brand Ambassador de Pernod Ricard

Dejá tu comentario

Te puede interesar