Boom de remodelación de edificios históricos: desde El Cabildo hasta la Confitería del Molino

Lifestyle

Buenos Aires, ciudad versátil si las hay. Su cultura, su idiosincrasia y sus miles de museos, lugares, bares y edificios históricos tan característicos, sobre todo, de la Capital Federal que se llevan miradas, visitas y que atrae a miles de turistas por año.

Buenos Aires tiene actualmente muchos de sus edificios de interés histórico en remodelación. ¿A qué se debe? la pandemia ha dejado en stand by a muchos de ellos, calles concurridas, muchos lugares aledaños a teatros o atracciones turísticas cerradas hicieron que sea necesario aprovechar el tiempo. Otras, por necesidades edilicias, y otras para atraer a más turistas. Es una realidad que el mantenimiento de estos edificios es súper necesario y más aún, post pandemia.

Actualmente, esta tendencia está sucediendo en el mundo. En Buenos Aires, edificios históricos como la Confitería del Molino (se espera que abra pronto), el Cabildo y la Confitería La Ópera, son algunos ejemplos. El Cabildo, siendo uno de los edificios históricos más remodelados en la historia argentina, por ejemplo. Por otro lado, a nivel internacional, hay un sinfín de proyectos de remodelación en distintos países como Estados Unidos, China y varios de la Unión Europea.

El denominador común es que todos estos espacios tienen características arquitectónicas formales y espaciales que lo destacan y es por eso que, sus remodelaciones, son estrictas y bajo distintas normas previamente definidas para cada lugar.

Actualmente, tiene lugar la remodelación del edificio clásico europeo, la Bolsa de Comercio de París, una estructura circular y con cúpula de cristal, basándose en su renovación del Palazzo Grassi y la Punta della Dogana, ambos en Venecia, creado por François Pinault —fundador de Kering (antes el Gucci Group)— y el ganador del Premio Pritzker Tadao Ando.

A su vez, la mansión Beaux Arts de la Frick, en el Upper East Side de Manhattan, entra en los dos últimos años de una renovación.

Molino fachada anterior.jpg

José Aizpun, Presidente de Servas, una de las empresas que participa en la remodelación de Confitería El Molino, cuenta cómo están participando en dicho café tan destacado:"En toda obra de actualización de edificios históricos existe un compromiso entre satisfacer las necesidades de servicios que se pretenden de la obra resultante y mantener los rasgos arquitectónicos de la arquitectura y artes vigentes al momento de la construcción. Armonizar ambos requerimientos requiere un gran trabajo de colaboración entre arquitectos y especialistas en conservacionismo histórico e ingenieros y arquitectos que deben aportar las nuevas soluciones técnicas igualmente requeridas”.

Y agrega: “No menos importante es aportar un diseño y proyecto de alta ingeniería que permita sumar el equipamiento necesario adicional para abastecer los servicios de transporte vertical requeridos sin afectar ni el edificio en lo que hace a su funcionalidad ni a las estructuras portante del mismo de manera de asegurar un funcionamiento sin aportar esfuerzos ni vibraciones a la estructura edilicia original que pudieran comprometer su estabilidad. Por ello, Ascensores Servas trabajando en conjunto con Ingenieros estructuralistas de gran fuste y reconocimiento, así como con expertos conservacionistas, está implementando la fabricación e instalación de tres nuevos ascensores que serán soportados por una estructura portante metálica, también fabricada y calculada por la misma empresa según las últimas tecnologías y que serán independiente de la estructura del edificio permitiéndose, así abastecer los servicios requeridos en el Nuevo El Molino. Los ascensores serán Gearless Sin Sala de máquinas. Dos de ellos respetarán fachada de palieres y puertas según diseño arquitectónico original manteniendo diseño de cabina armónico. Un tercer ascensor de gran porte permitirá abastecer el tráfico del edificio para eventos y con acceso incluso hacia las azoteas”.

El trabajo de recuperación fue posible mediante un convenio de colaboración entre el Congreso Nacional, a través de la Comisión administradora del edificio, y Astillero Rio Santiago, organismo dependiente del Ministerio de Producción de la Provincia de Buenos Aires con el objetivo de, además de esta pieza, recuperar la marquesina original del histórico edificio.

Astillero Rio Santiago, ha intervenido también espacios emblemáticos como el techado del Estadio Único Ciudad de La Plata, la marquesina del Teatro Argentino, las réplicas de las históricas cruces de la basílica de Luján, fabricación de piezas para centrales hidroeléctricas como Yacyretá, Los Reyunos, Salto Grande y Tocoma.

Temas

Dejá tu comentario