Avances tecnológicos: cuánto cuesta tener una casa inteligente

Lifestyle

Permite controlar desde la iluminación, la música y las cortinas, hasta hacer del hogar un lugar más seguro, con sistema de cámaras y cerraduras digitales.

 Juan vive en una casa. Se fue de vacaciones y la sola idea de dejar su vivienda sola le da un poco de temor. Hace pocos meses instaló un simulador de presencia para que nadie note su ausencia: las luces se prenden solas a determinada hora, así como el televisor y la radio. Este ejemplo es tan solo uno dentro de los miles que existen hoy para transformar a una casa en inteligente porque la tecnología puede ser una gran aliada en el hogar.

En los últimos años se desarrollaron diversos sistemas de inteligencia artificial para las viviendas que fomentan el ahorro energético, la seguridad y el confort. Más conocido como domótica, este sistema permite controlar a través de la voz, de algún sonido como golpear las palmas o mayormente de una aplicación en un smartphone, tablet o computadora, algunos ítems de las viviendas como pueden ser las luces, persianas, calefacción, televisores, entre otros, sin necesidad de tener controles ni interruptores. Es la tecnología la que está al mando del hombre.

Pese a que la inversión es alta, este sistema de inteligencia artificial permite reducir considerablemente el uso de gas, electricidad y agua, amortizando así su costo. El desembolso que requiere hacer a una casa inteligente, depende de qué se quiere controlar. Pero para tener una idea general, la inversión oscila entre los 60 a los 250 dólares por metro cuadrado, lo cual parte de lo básico de manejar la iluminación hasta algo más completo y tener el control de absolutamente toda la casa. Se calcula aproximadamente que un departamento de dos ambientes de 50 metros cuadrados, requiere de una inversión que parte de los 2000 dólares, para un tres ambientes de 75 metros cuadrados ese número es de 2.500 dólares y un 4 ambientes un mínimo de 3500 a 4000 dólares.

Al igual que todos los sistemas tecnológicos, la domótica también evoluciona con el tiempo. “En los últimos años lo que más se acopló es todo lo relacionado al comando por voz, sea Alexa o Siri, que uno le dice por ejemplo, que ponga música, o le ordena que baje una cortina, que prenda la calefacción, etc”, aseguró Federico Namino, CEO de Broken Mind.

Desde la compañía Life2better, explicaron detalladamente cómo funciona y de qué se trata este sistema.

grafico estilo A.jpg

Energía eléctrica

La iluminación del hogar puede configurarse para encenderse en función de distintas variables, tales como la luminosidad del ambiente, la detección de movimiento o la hora y el día de la se-mana. Por ejemplo, si un integrante de la familia se levanta a la madrugada para ir al baño, las luces podrían encenderse a un 20% de su intensidad para no despertar al resto. Además, ofrece información detallada del consumo de cada artefacto o lámpara del hogar.

Agua

Millones de litros de agua se desperdician por sistemas de riego ineficientes (por errores humanos o directamente innecesarios cuando va a llover). El sistema permite integrar el riego automático con el servicio meteorológico online, de manera tal de saber si vale la pena regar, y cuántos litros.

Gas

Detecta consumos excesivos, escapes o anormalidades; también humo, en cuyo caso puede cerrar la llave principal. Además, si la climatización del hogar –losa radiante, estufa, etc- o el agua caliente para bañarse se regulan por gas, se puede configurar para hacerlo más eficiente, dependiendo del clima o de cuándo uno va a llegar a la casa.

Confort

Permite programar diferentes escenas, como levantar las cortinas a la mañana de manera gradual para ir despertándose con luz natural, o que se bajen para proteger muebles o plantas; o simplemente para regular la temperatura de manera natural.

Seguridad

Entre los puntos más importantes está la disuasión ante posibles robos, simulando presencia en casas vacías de manera aleatoria (el sistema puede subir distintas persianas, hacer ruidos, prender luces, televisores, radio etc.). Además, evita siniestros detectando posibles inundaciones, variaciones de temperatura, escapes de gas o monóxido de carbono, entre otros. Las llaves con huella digital o código, también están siendo muy demandadas. La posibilidad de que la casa envíe un mensaje de texto al celular si está pasando algo extraño, es de un nivel de modernidad que muchos querrán aprovechar

Diseño

De alguna manera, las “smart home” son también un plus para el diseño interior de los hogares. Ya sea por el nivel de la iluminación como por el tipo de dispositivos modernos que integran estos sistemas transformando así los hogares.

Actualmente, las compañías que se dedican a transformar las casas en inteligente, trabajan en pos de aumentar el volumen de viviendas en construcción que se ofrecen con este sistema pero desde el pozo, dado que le agrega valor a la hora de comprar un inmueble. De hecho, los brokers aseguran que es un diferencial para concretar una operación inmobiliaria. De todas maneras, no hace falta tener una construcción nueva para instalar estos sistemas.

central-01.jpg

Mientras que la domótica está totalmente orientada a viviendas, existe un sistema muy similar conocido como inmótica que sirve para aquellos inmuebles de mayor envergadura (como por ejemplo, hoteles, centros comerciales, escuelas, universidades y hospitales).

Hace poco más de tres décadas comenzó a desarrollarse este sistema con éxito en importantes industrias vinculadas al sector financiero y bancario, orientadas específicamente a la seguridad, y al sector hotelero (con énfasis en el ahorro energético). Hoy traspasó esas fronteras de grandes empresas: las pymes también se tientan. Es una manera de tener la empresa las 24 horas en la mano, con cámaras en vivo que permiten saber a través de un celular o una tablet todo lo que está pasando a la distancia. Además, se pueden controlar luces, cortinas, calefacción, entre otras comodidades.

Por ejemplo, pese a que hoy las reuniones son mayormente por videoconferencias, hasta antes de decretada la pandemia, la inmótica estaba creciendo a pasos agigantados en el ámbito corporativo. En las salas de reuniones, por ejemplo, las luces se prenden o apagan con sensores de movimiento para evitar que queden encendidas cuando el lugar queda vacío. Incluso, a veces, la propia oficina crea protocolos de actuación automáticos: toma decisiones a partir del uso cotidiano de los equipos. El control inteligente de la climatización es otro sistema pedido para locales y oficinas.

central-02.jpg

Por último, este mercado que cada año se expande más, abre posibilidades de trabajo para programadores, desarrolladores de aplicaciones móviles, inmobiliarias, constructoras, emprendedores, vendedores e instaladores, generando así un interesante e innovador movimiento laboral.

En países avanzados de Europa o Estados Unidos la domótica ya es una realidad instalada. Allí, los sistemas más requeridos son los termostatos inteligentes, los relacionados con la seguridad, los equipos de iluminación, las cámaras en red y los sistemas de audio multi-room.

Mientras tanto, en Argentina las smart home están en pleno desarrollo pero son cada vez más quienes se suman a esta innovadora tecnología.

Dejá tu comentario