23 de septiembre 2023 - 00:00

La revolución de la igualdad salarial de género

A medida que avanzamos hacia un mundo donde las creencias obsoletas sobre género y salario pasan de moda, es fundamental reconocer que el cambio es posible

Igualdad salarial. 

Igualdad salarial. 

Como profesional en las empresas y relaciones sociales, observo que el comienzo de un mundo que avanza constantemente hacia la igualdad de género, las creencias sociales sobre la desigualdad salarial entre hombres y mujeres están siendo desafiadas de maneras sorprendentes y revolucionarias. Entonces me pregunto ¿pueden las creencias sociales pasar de moda? Mi respuesta es sí, y en el terreno de la igualdad salarial de género estamos siendo testigos de un cambio de paradigma que está transformando la forma en que vemos esta cuestión.

Por ello aquí una comparativa de los cambios del “viejo” y “nuevo” mundo y las soluciones en las que creo personalmente:

  • La vieja creencia: Durante décadas, la suposición arraigada en la sociedad era que las mujeres ganaban menos que los hombres debido a supuestas diferencias relacionadas con sus habilidades, elecciones de carrera y roles tradicionales en el hogar. Esta narrativa se mantuvo como una verdad incuestionable durante generaciones.
  • La sorprendente revolución: Sin embargo, hoy en día, vemos un despertar social que está desafiando estas nociones anticuadas. Las cifras y los datos duros están emergiendo como armas poderosas en la lucha por la igualdad salarial. Las organizaciones y activistas han estado trabajando incansablemente para exponer la disparidad salarial de género, y las redes sociales han amplificado estas voces de manera espectacular.
  • La desmitificación de mitos: A medida que se difunden datos y se presentan casos reales de mujeres que demuestran su valía en todos los sectores, se están desmitificando las creencias arcaicas sobre las capacidades de las mujeres en el ámbito laboral. Las mujeres están ocupando posiciones de liderazgo en empresas multinacionales, dirigiendo países y destacando en campos anteriormente dominados por hombres.
  • La legislación como motor del cambio: Además, los gobiernos de todo el mundo están adoptando medidas legislativas para garantizar la igualdad salarial. Las leyes de transparencia salarial y las sanciones contra la discriminación de género en el lugar de trabajo están ganando terreno.
  • La economía de la igualdad: La investigación también demuestra que la igualdad salarial beneficia a la economía en su conjunto. Las empresas que abogan por la igualdad de género, registran aumentos en la productividad, la innovación y, además, dato clave: conservan a sus empleados.

Por lo cual y resumiendo, opino y afirmo, que las creencias sociales sobre la desigualdad salarial de género están siendo desafiadas y derribadas en la actualidad. La igualdad salarial ya no es simplemente una aspiración, sino una realidad alcanzable. A medida que avanzamos hacia un mundo donde las creencias obsoletas sobre género y salario pasan de moda, es fundamental reconocer que el cambio es posible y que la lucha por la igualdad continúa.

CEO de la organización “Emoción en Movimiento”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar