Mexicanos pierden 480 horas anuales por el tráfico

Lifestyle

Según un estudio, este efecto acarrea costos millonarios en la productividad además de repercutir en la salud física y emocional. La capital del país es la más afectada.

Los mexicanos pasan cada año hasta 480 horas -unos 20 días- dentro de sus vehículos debido a los desquiciantes atascos de tránsito en sus grandes ciudades. Esto genera un alto costo en la calidad de vida y en la productividad de los trabajadores, según el estudio más actual publicado sobre el tema.

Millones de personas pueden añadir hasta 6 horas a su jornada diaria para poder trasladarse de la periferia al centro de urbes como la capital, o las ciudades de Monterrey y Guadalajara.

El intenso estrés que genera el tránsito lento en las calles y rutas genera problemas económicos, de salud y laborales, de acuerdo con el informe "El costo de la congestión: vida y recursos perdidos", realizado por el instituto Mexicano para la competitividad (Imco).

Según el relevamiento, se pierden unos 94.000 millones de pesos anuales (unos 4.700 millones de dólares por productividad en el trabajo, tres veces la inversión proyectada para la Ciudad de México en Transporte público entre 2018 y 2024, de acuerdo con el estudio.

Los usuarios del transporte público sufren el doble la penuria del desplazamiento cotidiano a través de las grandes urbes en México, según el Imco.

El promedio a nivel nacional del trayecto de una persona de su centro de trabajo a su hogar es de 432 horas al año, si lo hace en transporte público y de 264 horas si lo hace en su propio automóvil.

Las ciudades con mayores congestiones de tránsito son la capital, donde una persona sin auto invierte hasta 480 horas (20 días) al año en traslados y 384 (16 días) en automóvil, Monterrey, Guadalajara, Puebla y Tlaxcala.

Según la firma INRIX Research, publicado en febrero pasado, la Ciudad de México se ubica en cuarto lugar entre las de mayor tráfico de vehículos en el mundo, sólo superada por Bogotá (Colombia), Estambul (Turquía) y Moscú (Rusia) y por encima de Sao Paulo, Brasil, que se ubica en quinto lugar.

Además, México se sitúa entre los primeros cinco países con mayor número de autos por persona en América, por encima de Estados Unidos, Canadá, Antigua y Barbuda y Las Bahamas, superando a Argentina y Brasil, que se colocan en sexto y séptimo lugar.

Laura Barrera, directora de la firma Intertraffic México, estima que el reto en materia de traslado de personas en las ciudades del país es "acortar las brechas y llevar mejores transportes a las zonas más complicadas o la gente de menores recursos".

El transporte público es el más utilizado en México (39% de la población en promedio), pero los gobiernos sólo destinan 1,2% del presupuesto total a la movilidad y para el automóvil invierten 47% cuando sólo 25% de la población lo utiliza.

Las proyecciones sobre el incremento en la circulación de vehículos en las ciudades mexicanas son de vértigo por cuanto se espera que se duplique para 2040 la cifra, lo que no augura nada bueno en materia de acortamiento en los tiempos para desplazarse de la casa al trabajo.

Según Barrera, el impacto para las personas de los traslados prolongados supera el aspecto económico para repercutir en lo personal y emocional, sin contar el efecto que puede tener en el medio ambiente y el calentamiento global por las altas emisiones de gases tóxicos de los vehículos.

"La calidad de vida se deteriora. Después de dos horas de recorrido, llegas cansado, estresado, sin desayunar, con sueño y de malas. Además, esto afecta a la familia, sobre todo si tieneshijos", según la especialista.

El incremento de los atascos del tránsito generó un fenómeno inquietante: el abandono de viviendas en amplias zonas de la periferia, por parte de personas que prefieren emigrar a lugares cercanos a su trabajo, aunque sus espacios habitables sean más reducidos.

Para afrontar el tema, los expertos recomiendan no sólo soluciones en ingeniería de tránsito como el uso de semáforos inteligentes y sincronizados, la planeación urbanística o el diseño de mejores rutas, sino también la aplicación de "horarios escalonados" o el llamado "home office".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario