Pizza en cuarentena: de la porteña a la neoyorquina

Lifestyle

No hace falta recurrir a sofisticaciones ni incurrir en grandes gastos: un producto "nac & pop" que encontró nuevas facetas y recobró protagonismo durante el aislamiento preventivo. Clásica, de estilo napoletano o romano, americana "by the slice", de masa madre o con ingredientes de pequeños productores locales.

Como resultado del aislamiento preventivo y las horas “ociosas” dentro de casa, la gastronomía tomó un rol mucho más relevante en el día a día hogareño. Incursionar en recetas desafiantes o indagar entre las últimas novedades con delivery –y luego compartirlo en las redes sociales– se transformó en una actividad común.

La buena noticia es que, para los paladares curiosos, ávidos de nuevas alternativas, cada vez hay más y variadas opciones. Y no hace falta recurrir a sofisticaciones ni incurrir en grandes gastos: un producto tan “nac & pop” como la pizza encontró hace tiempo nuevas facetas que, ahora, durante la cuarentena, se pueden disfrutar desde la comodidad del sillón.

Tradicionales, de autor y restaurantes

Pizzerías tradicionales, propuestas de autor y restaurantes adaptaron su modelo de negocio a los tiempos que corren e incorporaron servicio a domicilio propio o por medio de plataformas especiales de mensajería.

La clásica porteña, una de estilo napoletano o romano, la americana “by the slice”, de masa madre, con productos de pequeños productores locales o materia prima italiana... ¿Cuáles son las opciones y cómo probarlas? A continuación, algunos recomendados.

Americana y por porción

Hell's Pizza, el local pionero en pizzas por "slice" de estilo neoyorkino, habilitó una línea telefónica para hacer pedidos entre las 14 y las 23 horas. Bajo la supervisión del reconocido maestro pizzero Danilo Ferraz, se ofrecen porciones enormes (las pizzas tienen 45 cm de diámetro) con una masa delgada –sutilmente flexible– y mucho sabor. Las icónicas de la marca son la Obama con mozzarella y pepperoni ($120 por slice / $790 completa), la Jackie Kennedy con mozzarella, hongos portobello, cebolla morada y panceta opcional ($110 por slice / $790 completa), la Chick Norris con cheddar, pollo desmechado y barbacoa casera ($120 por slice / $790 completa) y la Hell's con mozzarella ahumada, jalapeño, siracha y panceta opcional ($110 por slice / $790 completa).

De estilo romano

Cosi Mi Piace impregna el barrio de Palermo con los aromas de sus pizzas romanas. Elaboradas con harina italiana Divella y cocidas en un horno a leña traído de Nápoles, se caracterizan por su masa delgada y crocante. Algunas variedades sugeridas son la Straciatella con tomate, stracciatella, albahaca y pimienta negra ($530), la Andiamo della con tomate, mozzarella fior di latte, mortadela con pistacho, ricota de oveja y perejil ($530), la Puttanesca con tomate, alcaparras, ajo confitado, aceitunas negras y orégano fresco ($360) y la Vespuccio Veggie con tomate zucchini, berenjena, espinaca y portobellos ($420).

Napoletanas

Cincinnati es la propuesta de pizzas napoletanas de Microcentro que, con motivo de la cuarentena, implementó un servicio de delivery propio. Sus 15 variedades de pizza se cocinan en un horno eléctrico especialmente diseñado en Italia para este producto, que logra una masa con los bordes inflados. Las favoritas son: la Diavola con pomodoro, salame italiano y mozzarella fior di latte ($430), la Cincinnati con pomodoro, burrata, prosciutto italiano, tomate cherry y rúcula ($550) y la Salmone affumicato con mozzarella fior di latte, queso brie y salmón ahumado ($720).

Cincinnati.jpg
Cincinnati implementó un servicio de delivery propio por la cuarentena.

Cincinnati implementó un servicio de delivery propio por la cuarentena.

También de estilo napoletano, las pizzas de Antonio’s Pizza sobresalen por su buena relación precio-calidad, elaboradas con una receta 100% italiana. En este local se cocinan en un horno a leña y se destacan la Quattro Formaggi con fior de latte, queso azul, mascarpone y bacconoino ($360), la Antonio's con fior de latte, jamón, panceta y pepperoni ($340) y la Cipolla con provola ahumada, fior de latte y cebolla ($290).

De masa madre

La boulangerie palermitana Gontran Cherrier ofrece destacados productos de la panadería y pastelería francesa y, con referencia a la pissaladière típica de Niza, su carta incluye originales pizzas de masa madre en porción individual. Se pueden probar opciones como la Bleua con queso azul, mozzarella, panceta y cebolla caramelizada ($400), la Reine con salsa de tomate, mozzarella, champiñones y jamón cocido ($380) y la Margherita con mozzarella, boconccini, albahaca y tomates cherries ($380).

La clásica artesanal

Tomasso.jpg
Tomasso implementó temporalmente la modalidad “Te lo llevo a casa”, un servicio de delivery propio.

Tomasso implementó temporalmente la modalidad “Te lo llevo a casa”, un servicio de delivery propio.

La casa de pizzas artesanales Tomasso implementó temporalmente la modalidad “Te lo llevo a casa”, un servicio de delivery propio para vecinos de sus más de 40 sucursales. Ofrecen ocho variedades a precios convenientes que oscilan entre los $175 y $280: de Muzzarella, Doble muzzarella, Fugazzetta, Jamón, Napolitana, Jamón y Morrón, Calabresa y Rúcula. Recientemente sumaron la Pizzaiola con tomate, ají molido, ajo y orégano ($99) y pizzas congeladas de muzzarella para guardar y cocinar en casa, sumando toppings a gusto (1x$170 o 3x$450).

Vegana y sin TACC

El restaurante saludable En B-Fresh ofrece una variedad de pizza apta para veganos y celíacos, a base de harina de maíz con mozzarella de cajú, tomates secos, champiñones, aceite de albahaca y almendras tostadas ($380). Al igual que todos los platos de su carta, se elabora con ingredientes frescos de estación, sin agro-tóxicos y beneficiosos para la salud integral.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario