Bodega con certificación sustentable

Lifestyle

En el caso de Trivento luego de dos años y medio de proceso de evaluación por parte de la organización global Sistema B, recibió en 2021 la certificación como Empresa B, la cual reconoce a aquellas compañías que cumplen con altos estándares de gestión ambiental, gobernanza y desempeño social.

La sustentabilidad es uno de los pilares centrales de la estrategia de la compañía. Los avances se han concretado en seis ejes: Clientes, Productos, Personas, Sociedad, Cadena de Abastecimiento y Medio Ambiente.

En la última década, la compañía ha puesto especial foco en dos grandes desafíos globales: Agua y cambio climático. En relación al primero, Trivento cuenta con sistemas de riego tecnificado y por goteo en el 100% de sus operaciones, lo cual asegura un uso responsable del agua. Además, fue la primera viña del mundo en iniciar hace 10 años la medición de su huella de agua, lo que ha servido para guiar acciones hacia la reducción de su huella hídrica que hoy es un 50% menor al promedio de la industria vitivinícola global.

En cuanto al cambio climático, desde 2018, la empresa cuenta con metas de reducción de emisiones basadas en la ciencia climática y que tienen el propósito de frenar el incremento de la temperatura del planeta por sobre los 1,5°C, en línea con iniciativas internacionales. Los avances en descarbonización de su matriz energética y la implementación de soluciones basadas en la naturaleza han jugado un rol clave en estas reducciones. El objetivo de la compañía es reducir en 55% sus emisiones al año 2030.

La propuesta de Sistema B apunta a una economía que pueda crear valor integral para el mundo y la Tierra, promoviendo formas de organización económica que puedan ser medidas desde el bienestar de las personas, las sociedades y la Tierra, de forma simultánea y con consideraciones de corto y largo plazo.

Dejá tu comentario