¿Qué podemos comer entre la fiesta de Navidad y Año Nuevo?

Lifestyle

Quizás este año no podamos sentarnos a disfrutar en familia, pero no convirtamos eso en la excusa para comer de más.

ensalada flexitariana pixabay_1200.jpg

Este año a raíz de la pandemia el festejo de la Navidad y el Año Nuevo será diferente. Sin embargo, esto no significa que se termine comiendo menos. Es más, hemos visto cómo la ansiedad y la incertidumbre modificaron muchos hábitos de nutrición, en detrimento de nuestra salud.

Si bien las fiestas son una situación donde se consumen más calorías que un día habitual, sabemos que con algunos tips podemos sobrellevarlas de la mejor manera: aprender a moderar la porción focalizándonos en lo que nos gusta y resignando lo que menos nos atraiga, aprovechar a consumir frutas de postre y dejar el alcohol para el brindis.

Quizás este año no podamos sentarnos a disfrutar en familia, pero no convirtamos eso en la excusa para comer de más.

Ahora bien, a veces parece que como nos excedimos en nochebuena, podemos seguir hasta año nuevo con el desajuste. Sobre todo, porque hay sobras de la cena, que en general seguimos comiendo varios días después. Algunas ideas para evitarlo.

¿Qué comemos entre fiestas?

En primer lugar, tenemos que ser inteligentes al elegir comidas para la nochebuena. Si es posible, optemos por carnes magras, verduras de todos los colores, pocos embutidos y menos dulces. Con esto en mente, todo lo que sobre va a poder sumarse a nuestro post fiesta.

Es necesario poder desintoxicar el organismo, pero nada de dietas extrañas o extremas. Para el entre festejos es fundamental respetar las 4 comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y sumar 2 colaciones (opcional).

Las recomendaciones:

  • Mantener el horario habitual de comidas.
  • No sacar ningún grupo alimenticio.
  • Evitar ayunos prolongados.
  • Mantener la rutina de actividad física habitual e incrementarla de ser posible.
  • Elegir comidas que contengan verduras de todos colores que aportarán volumen y pocas calorías.
  • Consumir al menos 6-8 vasos de agua al día.
  • Evitar consumir alcohol.

El menú puede ser:

  • Desayuno y merienda una infusión (té, café o mate cocido) cortada con leche descremada endulzada con edulcorante, 1 tostada de pan integral con queso untable descremado y 1 fruta. Las colaciones a realizarse pueden ser 1 fruta o 1 pote de yogur descremado.
  • En almuerzo y cena la opción adecuada en una comida sería carnes rojas o blancas acompañado de verduras tanto crudas como cocidas de todos los colores.
  • En la otra comida del día, algún grupo de hidratos de carbono, preferir legumbres, arroz integral, una tarta o papa, bata o choclo con verduras de todos los colores.

Se puede seleccionar como postre una fruta o gelatina dietética.

El agua es la bebida por excelencia para consumir durante todo el día pero puede reemplazarse por limonada, agregando 1 taza de jugo de limón natural a 1 litro de agua.

Siguiendo estos consejos, pueden disfrutarse estos encuentros comiendo bien, rico y sano.

(*) Nutricionista de Halitus Instituto Médico.

Dejá tu comentario