Claves para comprar turismo futuro sin sorpresas

Lifestyle

Hoy es fundamental minimizar riesgos a la hora de adquirir un viaje, ya sea nacional o internacional. Detalles a tener en cuenta para no caer en problemas.

El 2020 fue una etapa negra para el turismo. Y pese a que el nuevo año acaba de comenzar y la vacuna contra el coronavirus avanza, la situación de los viajeros no parece muy disímil a la del año anterior.

Sin embargo nada es para siempre y ya llegará el momento en el que los turistas podrán volver a embarcarse sin preocupaciones. Mientras tanto, es importante contar con ciertos tips para comprar turismo presente y futuro de manera segura, no llevarse sorpresas y minimizar los riesgos a la hora de viajar.

La flexibilidad y los cambios de fechas son un factor fundamental a la hora de adquirir un pasaje. Las aerolíneas no devuelven el dinero, lo cual para quienes compraron en pesos puede ser una desventaja si el viaje no se realiza, pero ofrecen la opción de modificar la fecha de vuelo. Los hoteles trabajan con contratos flexibles y promociones nunca antes vistas para atraer a los viajeros. El seguro médico es obligatorio pero no hace falta gastar de más para obtener uno. Los destinos seguros y las pautas sanitarias son una clave para todos los viajeros.

Flexibilidad

Es un punto importantísimo a la hora de elegir destino, aéreo y hotel, dado que todos los viajes y la circulación continúan hoy atados a la situación epidemiológica.

“Las compañías que más emitimos y más ofertas tienen hoy en el mercado, ofrecen mínimo un cambio de fecha. Por ejemplo, Copa Airlines ofrece tres cambios free para todo 2021, según la temporada en la que se emite el ticket original. Aerolíneas y Latam tienen un sólo cambio gratis”, sostuvo Nicolás Pocrnic, supervisor de ventas de Top Dest, especializada en destinos del Caribe. “En cuanto a la hotelería, depende de cada cadena. Algunas ofrecen un cambio sin diferencia de tarifa, pero no es una política general. Lo bueno de las cadenas es que todo lo que es penalidades por cancelación de último momento están siendo súper flexibles. Si es un tema de reprogramación o cierre de fronteras no están cobrando penalidades. Todo puede pelearse, no es algo estructurado que se rige por el contrato”, aseguró.

“Siguiendo con atención la evolución de la situación sanitaria, la flexibilidad es un factor determinante en esta nueva etapa del turismo. Los viajeros se inclinan por las reservas flexibles ya que se sienten seguros en caso de tener que reprogramar fechas”, sostuvo Paula Cristi, gerente general de Despegar para Argentina y Uruguay. “La reprogramación es la principal opción, siempre que sea posible para el cliente. Los proveedores en su mayoría flexibilizaron sus condiciones ante la coyuntura, y, por ejemplo, en el caso de los pasajes aéreos, han ofrecido la posibilidad de dejar las fechas abiertas hasta uno o dos años, sin el pago de penalizaciones. Esto además contribuye con las perspectivas de reactivación de un sector tan golpeado como el turismo y que genera en Argentina más de un millón de empleos”, agregó.

1.jpg

Minimizar riesgos

Más allá de los protocolos generales que se recomiendan para evitar la propagación del virus, a la hora de elegir un destino es importante que este adecuado a la nueva realidad sanitaria, conocer sus normas tanto para vacacionar dentro del país como en el extranjero. Lugares abiertos y de naturaleza son y serán este año los grandes ganadores.

Dentro de Argentina, en la página oficial del Gobierno Nacional figura un mapa donde se muestran los requisitos por provincias y cuáles requieren obligatoriamente el Certificado de Verano, un documento que se tramita de manera online y permite ingresar a las provincias y ciudades.

A nivel internacional, es importante chequear qué países requieren PCR, cuáles tienen sus fronteras abiertas, si piden algún tipo de seguro médico específico y demás requisitos.

1.jpg

Promociones y destinos

Por la falta de turistas, tanto las aerolíneas como los hoteles lanzaron a lo largo del 2020 fuertes promociones para atraer a los viajeros. Y muchas de ellas, todavía rigen.

“Dado el impacto de la pandemia en la industria, esto también es una oportunidad para encontrar muy buenas ofertas para viajar y, en nuestro caso, contamos además con muchas cuotas para pagar, lo que resulta muy atractivo y conveniente para los viajeros. Por los presupuestos más acotados y porque la gente tendrá más confianza en términos sanitarios en lugares más próximos, los destinos de cercanía continuarán en alza y con muy buenas promociones. Así, hay opciones de paquetes para destinos nacionales, como Iguazú, El Calafate, Bariloche y Mendoza, que constituyen una excelente alternativa para darse una escapada y planificar los feriados del año, pagando en 12 cuotas, la primera de ellas en 90 días, y en muchos casos, con reservas flexibles para cambios de fecha”, explicó Cristi.

“Atentos al hecho de que los viajes en auto y a destinos cercanos han surgido como una tendencia en ascenso, hay paquetes de cercanía muy convenientes. Hoy, por ejemplo, se puede pasar un fin de semana en un hotel sobre el Delta por $25.000 para dos personas, o por $15.300 en un resort de campo en San Antonio de Areco”, explicó

A nivel internacional, la demanda de viajes a Europa retrocedió como nunca antes. Sin embargo, destinos como Miami, Cancún y Punta Cana están dentro de los más requeridos hoy porque engloban hoteles que están preparados con políticas de covid, vuelan varias compañías aéreas y son menos burocráticos para su ingreso ya que no piden PCR. (Estados Unidos pedirá a partir del 26 de enero).

“En cuanto al PCR de regreso, ofrecen un montón de alternativas: hay laboratorios en los destinos y el pasajero puede acceder sin problemas. En Punta Cana hasta hacen testeos a domicilio, es decir en los mismos hoteles”. Sostuvo Pocrnic.

La mayoría de las cadenas hoteleras están manteniendo los mismos precios dolarizados que en 2020, aunque el pasajero cuando lo convierte a pesos note una diferencia por el tipo de cambio. Incluso en algunos alojamientos, hay tarifas más bajas que el año pasado. “Para pasajeros ansiosos, hay por ejemplo una cadena, que ya tiene tarifas para 2022 donde se pueden reservar estadías para el año que viene y permite cambios ilimitados para todo el año. Solamente tiene condiciones de que es prepago, es decir que si reservas hay que pagarlo y tiene una penalidad del 50%. Aún así, con esas dos políticas restrictivas, le permiten al pasajero reservar en pesos, para un viaje en 2022 y con cambios ilimitados”, explicó Pocrnic. “Las compañías aéreas también están teniendo tarifas agresivas si se las compara en dólares. Prepandemia, era imposible encontrar esos precios. Son tarifas que sin impuestos, para enero o febrero, rondan los 300 dólares. Eso antes con suerte se conseguía en temporada baja”, agregó.

1.jpg

Seguro médico

Es fundamental tener hoy un seguro médico a la hora de viajar. Pero no hace falta invertir un dineral es obtener uno. Que cubra covid es uno de los requisitos fundamentales hoy en día sobretodo si se viaja al exterior.

“Para tarifas base en destinos nacionales -por persona, para viajar por 15 días- los precios arrancan desde $2.500, mientras que para los internacionales (Latinoamérica, Europa y Estados Unidos) -por persona, para viajar por 15 días- parten desde $5.500”, finalizó Cristi.

“El que recomendamos como base es un seguro que tiene una cobertura de 80.000 dólares y cuenta con seguro de cancelación de 2000 dólares sin franquicia. Cubre covid en destino, hospitalización, cuarentena si hay que hacerla en el hotel. Y además, otras enfermedades, como siempre. No recomendamos seguros inferiores, porque por ejemplo, hay de 40.000 dólares de cobertura pero hoy en día si te agarra algo no cubris nada con eso”, aseguró Pocrnic.

Es curioso, que hoy en el caribe hasta hay cadenas hoteleras que ofrecen sus tarifas con seguro médico incluido y la posibilidad de hacer cuarentena en el hotel de manera gratuita en caso de dar positivo de coronavirus. Dos estrategias que hoy atraen a los turistas que quieren volver a viajar.

Dejá tu comentario