A un mes del naufragio del crucero hallan cuatro cuerpos, entre ellos el de una niña

Mundo

Los cadáveres de otras cuatro personas fueron hallados en la cubierta cuatro del crucero "Costa Concordia", que naufragó el pasado día 13 frente a la isla italiana de Giglio, según informó la Protección Civil italiana en una nota. Además, la justicia italiana decidió abrir una investigación por homicidio contra siete personas, entre ellas varios directivos de la compañía.

Según los medios de comunicación, a fuentes cercanas a los buzos que realizan las tareas de búsqueda, entre los cuerpos está el de la niña de cinco años Dayana Arlotti, que desapareció junto con su padre, William, de 36 años. Protección Civil explicó que los cuerpos han sido avistados, pero las tareas de recuperación no serán fáciles debido a que se están realizando "en difíciles condiciones".

EL pasado 17 de febrero, el responsable de la Protección Civil italiana, Franco Gabrielli, explicó que aunque se habían suspendido técnicamente las tareas de búsqueda de los desaparecidos para comenzar la extracción del carburante, se mantenía la actividad de exploración en los pasillos de la cubierta cuatro, donde se pensaba que podían haber quedado atrapados algunos pasajeros.

Cuando se dieron oficialmente por suspendidas las tareas de búsqueda, Gabrielli había recordado la "angustia" de todo el equipo de rescate por no poder seguir buscando a las personas desaparecidas, especialmente a Dayana Arlotti, desaparecida junto a su padre y con un solo salvavidas para los ambos. La niña viajaba en el crucero con su padre y con la compañera de este, Michella Maroncelli, que se salvó durante el naufragio.

Con el hallazgo de los cuatro cuerpos, las víctimas del naufragio se elevan a 21, entre ellas dos peruanos miembros de la tripulación y un pasajero español, mientras que aún quedan 11 desaparecidos.

Por otra parte, la justicia italiana decidió abrir una investigación por homicidio contra siete personas, entre ellas varios directivos de la compañía de navegación Costa Crociere, por el naufragio. "Hemos recibido siete avisos de apertura de investigación judicial para cuatro oficiales y tres directivos de Costa Crociere", indicó un portavoz de la compañía propietaria.

Las personas investigadas son acusadas de homicidio, naufragio y falta de comunicación con las autoridades marítimas, según medios locales. Hasta ahora sólo dos personas, el capitán del barco, Francesco Schettino y el segundo en la cadena de mando, Ciro Ambrosio, estaban siendo investigados por la justicia italiana.

La Fiscalía de Grosseto (centro de Italia) los acusa de homicidio culposo múltiple, abandono de nave y naufragio, por lo que corren el riesgo de ser condenados a 12 años de prisión.

Dejá tu comentario