24 de septiembre 2009 - 20:33

Ahmadineyad visitará Brasil en noviembre

Lula minimizó las protestas de la oposición iraní que lanzó dudas sobre la legitimidad de las recientes elecciones en ese país.
Lula minimizó las protestas de la oposición iraní que lanzó dudas sobre la legitimidad de las recientes elecciones en ese país.
El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, confirmó para noviembre próximo la visita a Brasilia del gobernante de Irán, Mahmud Ahmadineyad, al tiempo que anunció que viajará a Teherán en mayo de 2010.

En entrevista concedida en Nueva York a medios de prensa brasileños este miércoles, tras reunirse con Ahmadineyad al margen de la Asamblea General de la ONU, Lula aseguró que el presidente iraní le aseguró que el programa nuclear de su país se destina a fines pacíficos.

"Yo no tomo en cuenta insinuaciones. La ONU tiene organismos de fiscalización, y hasta ahora no hay nada que pueda desmentir la conclusión de que Irán quiere tecnología (nuclear) para fines pacíficos", expresó, en declaraciones reproducidas hoy por el diario "O Globo".

No obstante, agregó que aconsejó a Ahmadineyad a abrir camino a las fiscalizaciones internacionales y agregó que "todos los países saben que, de violar las normas internacionales, tendrán que pagar el precio".

Por otra parte, el mandatario brasileño minimizó las protestas de la oposición que lanzó dudas sobre la legitimidad del proceso electoral que le concedió a Ahmadineyad un nuevo mandato en la Presidencia de Irán.

"Nosotros tenemos también en Brasil a gente que no acepta las derrotas electorales. Yo perdí tres veces antes de ganar la primera (elección), y estuve conforme. En el caso de Irán, hubo elección con la participación del 85 por ciento de la población. La oposición puede manifestarse. ¿Qué derecho tengo yo, como presidente de Brasil, a cuestionar el resultado de la elección en Irán?", se preguntó.

Lula aseguró que no siente "constreñimiento" alguno por reunirse con Ahmadineyad, y sostuvo que Brasil tiene "muchas cosas" a negociar con Irán.

"No siento constreñimiento alguno por encontrarme con Ahmadineyad. No tengo nada que ver con lo que piensan otros presidentes, no sé si les gusta o no. Me encuentro con él porque es el presidente de una gran nación y nosotros tenemos una charla de jefes de Estado. Eso no es un club de amigos", expresó.

Según el mandatario sudamericano, "Brasil tiene muchas cosas para conversar con Irán, que es un gran productor de petróleo", y se dispone a enviar al país una misión de empresarios comandada por el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior,
Miguel Jorge, para "evaluar posibilidades comunes de inversión".

Dejá tu comentario

Te puede interesar